Las campañas y la violencia

0
135

“La política es más peligrosa que la guerra, porque en la guerra sólo se muere una vez”: Winston Churchill.

Ya iniciadas y entradas las campañas hemos visto ciertas situaciones que en algunos creímos superadas y en otros nos resulta hasta absurdo como se van desarrollando. La violencia siempre estará presente en la política ya que ésta se puede entender como una guerra constante pero hay situaciones que encienden focos rojos y me enfocaré a dos casos específicos:

  1. Hace unos días, el candidato del PAN a diputado federal en la delegación Miguel Hidalgo estaba con su brigada (de 6 personas, 4 mujeres) haciendo campaña y un grupo del PRD se acercó a ellos y los intentaron sacar a golpes del mercado donde estaban. Hubo lesionados, además de la gente del candidato un menor de edad (un bebé de seis meses) que se vio afectado en medio de la gresca. La denuncia, la que presentó el PAN, concuerda con la presentada por la madre del menor en la que relata que un grupo de golpeadores fueron a agredir al candidato del PAN… ¿Esas son las formas del PRD? No creo que todos sean así pero basta un puñado de gente agresiva para generar una tendencia. Las denuncias ya están puestas y las autoridades, en lo judicial y en lo electoral, no han hecho nada al respecto. En una entidad que es gobernada por el PRD tanto en lo delegacional (municipal) como en la jefatura de gobierno, deja muy mal sabor de boca no ver respuestas inmediatas… si la autoridad no va a responder esperemos que al menos el PRD ponga castigos ejemplares porque con actitudes así no se demuestra la rivalidad que existe entre el PRD y el PAN, se demuestra la total impunidad que hay en los gobiernos del PRD y el desprecio que tienen por la democracia y por la libertad.
  1. Otro caso, mucho más grande y llamativo que voy a abordar es el del candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León. Le llaman el Bronco y aunque hoy se jacta de ser independiente es una persona que militó décadas en el PRI. Su historia de vida, sin duda fuerte y de llamar la atención, muestra a una persona que retó al crimen organizado a balazos mientras era presidente municipal de García, Nuevo León. Nadie puede negar las agallas de un ciudadano que detenga en seco a los criminales pero cuando es el representante del Estado el que lo hace, lo único que se ve es la falta del Estado mismo en la total ausencia de seguridad y de justicia. Si el encargado de mandar la fuerza pública no respeta el Estado de Derecho y se defiende a balazos el indicativo mayor es que es un pésimo alcalde y un ciudadano que vive en la ilegalidad. Nuevo León es una entidad muy avanzada en muchos rubros, con mucha riqueza y con mucha industria. Un candidato a gobernador de Nuevo León no puede y no debe ser el que fomente la portación armas y la justicia a propia mano; es negar el Estado de Derecho que está buscando encabezar. En cualquier lugar civilizado del mundo la sociedad le cerraría el paso de manera definitiva y aunque estoy seguro que eso acabará pasando en Nuevo León… no puede ser que quien llama a no respetar la ley pueda acabar siendo el encargado de aplicarla y hacerla respetar… es una situación absurda y surrealista.

La violencia es un paso anterior a la política, o dicho de otro modo, si hay política es para que las fuerzas vinculantes se puedan poner de acuerdo con base en el Estado de Derecho. La política que llama a la violencia o que pone de ejemplo la violencia es la más peligrosa de todas sin importar su ideología o raíz, porque es la base del autoritarismo, de la opresión de las minorías y de las discusiones que resuelven a balazos porque no querer oír razones ni palabras. Hoy, el único opositor real a la democracia es la violencia.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí