La unidad del PAN

0
111

“En democracia, la derrota no envilece y la victoria no diviniza”: Carlos Castillo Peraza.

El 15 de marzo pasado, en la ciudad de Querétaro y con el objetivo de iniciar las campañas se dieron cita varios de los principales líderes del PAN. En la foto vemos a Gustavo Madero, Felipe Calderón, Josefina Vázquez Mota, Ricardo Anaya y Diego Fernández de Cevallos entre los líderes y candidatos locales como el senador Francisco Domínguez (candidato a gobernador).

La fotografía generó comentarios de algunos de los que salen en ella y de muchos querientes y malquerientes de cada uno de los implicados, pero el fondo es uno y es muy simple: El PAN es un partido acostumbrado a la democracia interna y después de las contiendas se puede salir con una sola voz y con un solo mensaje a dar la cara a la sociedad. La foto y la búsqueda común de un objetivo parecerían ser cosas difíciles de lograr pero no es nada nuevo para el PAN:

-Publicidad-

 

 La palabra unidad proviene del latín y se refiere a la incapacidad de algunas cosas para separarse o dividirse.

La democracia es un reto constante contra la unidad. Viéndolo desde el interior del PAN es la capacidad de contrastar personas, ideas y proyectos, con una base doctrinal común identificable para salir a competir electoralmente como partido.

Las contiendas internas del PAN existen desde hace 75 años que existe el partido, la diferencia es que antes no le daba importancia la prensa y ahora parece que esas contiendas son un caldo de cultivo para anunciar divisiones y pleitos antagónicos. Siempre han existido buenos y malos ganadores y perdedores pero el ejercicio democrático es una realidad histórica en el PAN.

Si los que aparecen en la foto hacen declaraciones posteriores en contra de algún panista sólo es una forma de reforzar los que digo: Puede haber diferencias internas, pero también hay fines ulteriores que unen.

Milan Kundera decía que la única forma de unificar a toda la raza humana era si había un ataque extraterrestre… es la misma lógica: Los panistas pueden dividirse al interior, pueden debatir y contrastar ideas pero cuando es hacia fuera es un solo partido.

Casos como éstos sobran y se pueden medir en su madurez; para ejemplo un caso evidente: Santiago Creel apoyando a Felipe Calderón y a Josefina Vázquez Mota.

 

 

 

Para terminar y parafraseando a Carlos Castillo Peraza baste recordar que la voluntad común hace posible que ese grupo tan variado se constituyese en una verdadera unidad política, que es tensión, no uniformidad inerte.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí