La transición empantanada

0
323

Los discursos de Aurelio Nuño y de Osorio Chong no pueden ser más discordantes. Uno afirma que la Reforma Educativa es irreversible y el otro cede ante las exigencias magisteriales. Es, verdaderamente, esquizofrénico. La incongruencia es el mayor defecto de un gobierno.

En el sistema político mexicano, el eslabón más débil es el político.
Fabrizio Mejía

Siempre fui malo para el deporte, me encantaban el futbol y el beisbol, pero nunca fui un jugador siquiera regular. Como espectador, me gustaba escuchar a El mago Septién relatar los juegos de este último deporte. Repetía machaconamente: “Contra la base por bolas no hay defensa”. Es cierto, quien la recibe puede ir con paso lento a la primera base sin ningún riesgo.

El mismo efecto tiene decir la verdad: contra la verdad no hay defensa. Por más que se quiera manipular o dar otra versión, el efecto es letal. Eso hemos visto este sexenio: el gobierno ignora señalamientos y acusaciones o se contestan con tal ambigüedad que sólo consiguen deteriorar aún más su imagen. Los escandalosos casos de corrupción no han tenido una explicación clara. Por el contrario, pedir perdón es un reconocimiento explícito de la veracidad de las imputaciones. Los discursos de Aurelio Nuño y de Osorio Chong no pueden ser más discordantes. Uno afirma que la Reforma Educativa es irreversible y el otro cede ante las exigencias magisteriales. Es, verdaderamente, esquizofrénico. La incongruencia es el mayor defecto de un gobierno, provoca desaliento en la ciudadanía y estimula la desconfianza. Pretender así consolidar la democracia es, prácticamente, imposible.

-Publicidad-

La situación es peor, tratándose de otros rubros. Hay señales claras de estancamiento económico y la inseguridad sigue en aumento. La falta de acuerdos políticos y el encono de los partidos van en aumento.

Esto nos hace pronosticar que en 2018 está en juego algo más que la Presidencia de la República. ¿A cuál candidato debemos darle nuestro apoyo? Casi siempre nos guía un criterio egoísta, con quién nos iría mejor. Debemos hacer un esfuerzo para diseñar un perfil y hacer el mínimo ejercicio de quien se aproxima más a ese perfil. En 1946, Jorge Negrete “destapó” a Mario Moreno, Cantinflas. Cuando los periodistas lo entrevistaron, expresó: “Yo no soy el indicado, me pelearía con todo el mundo y no haría mi trabajo”. Una reflexión ética. Posteriormente, el cómico señaló tres características indispensables en los contendientes: un expediente limpio, una mediana cultura con mucho sentido común y hacer suyos los problemas derivados del cargo. Albert Einstein rechazó la oferta de gobernar Israel, argumentando que no era el hombre idóneo. En alguna ocasión, alguien dijo que el presidente del Partido Revolucionario Institucional debía tener las cualidades, el conocimiento y la cultura de Jesús Reyes Heroles y la elocuencia y el liderazgo de Carlos Alberto Madrazo. Cuando su interlocutor le pidió nombre y apellido, contestó: “Esa tarea se las dejo a ustedes”.

Ése es, precisamente, el gran reto de los mexicanos. El remedio es tarea de todos, pero sin el líder adecuado será difícil reencontrar el rumbo. He ahí nuestro desafío. He ahí nuestro deber.

Hoy, en casi todas las naciones, prevalece el análisis de los políticos como personas más que las siglas partidistas. Este es un ejercicio adecuado, por eso muchos republicanos han abandonado a Donald Trump, aunque la figura de Hillary Clinton no les sea tan atractiva. Ahí tienen el enorme error de Venezuela de votar por Nicolás Maduro o el gran retroceso de Nicaragua donde es evidente la reinstalación de la dictadura.

Quedaron atrás las características más notables del viejo sistema, pero en lugar de arribar a una democracia auténtica, enfrentamos serias turbulencias y graves peligros. Es preciso, por ello, seleccionar a los mejores hombres y mujeres, tarea difícil en política. La veleidosa y conflictiva condición humana no ha desarrollado una especial habilidad en esta materia.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí