La larga marcha contra la corrupción

0
114

La corrupción es un problema grave. Es buena noticia que por primera vez aparece como el mayor problema en varias encuestas de percepción ciudadana. ¿Se está modificando la tolerancia social frente a la corrupción?

Los escándalos recientes de las casas, así como los hechos de Tlatlaya y Ayotzinapa, son reconocidos por alrededor de 90% de la población. Esto no era así antes. Podemos suponer que el alcance actual de las redes sociales y la oferta plural de medios de comunicación están modificando la percepción mayoritaria sobre los problemas.

Siempre se ha sabido que hay corrupción. Hace tres años, la Encuesta Nacional de Cultura Política (Encup 2012) registraba que 71% de las personas consideraban que en el país había "total corrupción" (calificación máxima). Sin embargo, contra lo que muestra la evidencia, la percepción era mayor para lo nacional que para lo local.Lo que no sabemos es si podemos enfrentar la corrupción. La misma Encup consignaba que menos de 5% consideraba muy posible acabar con la corrupción, mientras que 19% consideraba que era imposible. En el medio, 38% consideraba que era "posible" y 37% que era "poco posible".

-Publicidad-

Hasta hace poco la corrupción no era el principal problema. En la Encuesta sobre calidad e impacto gubernamental, levantada por Inegi en 2013, se consigna que menos de la mitad de las personas (48.5%) considera que la corrupción es uno de los problemas más importantes en su entidad federativa, ocupando el tercer lugar, después de "Inseguridad y violencia" (70%) y "Desempleo" (51%).

En comparación con América Latina, la percepción de la corrupción como problema es baja. Según el Latinobárometro 2013, México ocupa el octavo lugar en mención como principal problema, por debajo de Costa Rica, Honduras, Brasil y Colombia. El propio informe explica: "En México aparece sólo con 6% … sabiendo que es un país con altos problemas de corrupción, pero sus ciudadanos no lo externalizan".

La tolerancia ciudadana es parte del problema. Hay todavía muchas personas que consideran que es válido aprovecharse del servicio público. En la Encup 2012 se consigna que 45% de las personas decían estar de acuerdo o muy de acuerdo en que "los funcionarios pueden aprovecharse de su puesto, siempre y cuando hagan cosas buenas".

La respuesta institucional surge por presión de la sociedad. El Sistema Nacional Anticorrupción que está por aprobarse es un triunfo de la sociedad organizada. La Red por la Rendición de Cuentas y muchas otras voces desde la sociedad hicieron la diferencia para abrir un nuevo entramado institucional, que aún está pendiente de aprobación en el Senado y en los Congresos locales.

Sin embargo el camino es largo y tortuoso. Hay mucho espacio e intereses para la simulación y los retrocesos. Un ejemplo es el intento del PVEM-PRI de recortar el avance en materia de transparencia. Con transparencia simulada no hay sistema anticorrupción que funcione del todo.

Y hay un enfoque estratégico indispensable. Actuar frente a la corrupción es como barrer escaleras, se empieza de arriba hacia abajo. Aunque todos los actos son condenables, no todos tienen el mismo efecto. El peor sistema es el que castiga los actos menores y perdona los grandes. De hecho, el diseño legal se puede entrampar en el entorno burocrático.

La marcha es larga. Como sociedad necesitamos generar los incentivos para enfrentar la corrupción. Las instituciones deben castigar la corrupción, pero también la sociedad debe aplicar sanciones políticas y morales.Un cambio cultural aún pendiente de lograr es poder derrotar electoralmente a los candidatos con probada corrupción. Otro paso aún más difícil, por formar parte de la vida "cotidiana", es saber presentar las denuncias. Una tarea más especializada es vigilar la aplicación de la ley y evitar la simulación.

A nivel ciudadano hay que dar otro paso. Hay que señalar responsables y responsabilidades específicas. Hay que generar evidencia. Eso puede rendir mucho mejor resultado que decir "que todos son iguales". El hartazgo ciudadano es comprensible, pero generalizar es la mejor coartada de los grandes corruptos y de los grandes desfalcos.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí