La contienda interna del PAN: una simulación

0
175

Por: Tomás Trueba Gracián

“La grave y magnífica responsabilidad de decidir sobre la suerte de la Nación, recae sobre todos sus miembros, y es deber primario de cada uno de ellos, intervenir en la vida pública haciendo valer sinceramente sus convicciones” Manuel Gómez Morín.

Acción Nacional queda fundado estatutariamente el 14 de septiembre de 1939, pero era una tarea que implicaba valor y determinación que inició mucho antes. Pero en esas fechas Don Manuel culmina su hazaña de formar una agrupación ciudadana al lado de personajes como Efraín González Luna, José María Gurría, Miguel Estrada Iturbide, Juan Landerreche Obregón, Rafael Preciado Hernández, Roberto Cossío y Cosío entre otros.

Es un Partido que nace fuera del oficialismo dictador, para mover almas y crear ciudadanía. De ese Partido con sus estatutos, principios de doctrina y pensamiento humanista me enamoré, confié en él y me uní a él. Desde muy joven me interesé en la política ciudadana, no la del poder y los cargos públicos, sino en las responsabilidades ciudadanas, al llegar a la edad de poder votar lo hice por el PAN, siempre he votado por el PAN, aprendí mucho de sus principios y valores, de llevar a la práctica política sus principios de doctrina. No me costó trabajo fui educado por mis padres en valores y principios.

-Publicidad-

Pero en esta historia de Acción Nacional con el paso de los años veo un pero, ese prietito en el arroz es que se fue perdiendo la capacidad de mover las almas, de crear ciudadanía, de hacer que las familias participaran en política, se metieran en la vida pública de México. Don Manuel decía que la política no debía ser cosa sucia, que era asunto de familias. Pero se dejó de capacitar y de decirle al ciudadano sus responsabilidades.

En México no acabamos de entender que la vida pública, la política, el poder y la responsabilidad no son solo con los gobernantes en turno, es meterse también en la vida de los Partidos Políticos. Los Partidos son entes públicos que deben representar al ciudadano, son el vehículo para llegar al poder o para ser contrapeso del poder. Es por eso que la obligación ciudadana también debe estar con la mira hacia la vida interna de los Partidos, sus dirigentes, militantes y los gobiernos que de ellos emanan. Los Partidos son y deben ser representantes de la ciudadanía.

Nosotros los ciudadanos al dar nuestro voto nos volvemos responsables de las acciones de gobierno de esos que llegaron. Pero también los Partidos son responsables de las acciones de sus militantes en el gobierno. Por eso fallamos tanto y tenemos tanta imposición, caudillismo, corrupción y fallas en la vida pública de México, porque no acabamos de entender nuestro rol en las acciones no solo de gobierno, en los tres Poderes, y los tres Órdenes de gobierno, sino también con los Partidos Políticos.

Algo que generaba para el PAN mucha confianza entre la ciudadanía y generaba simpatías y por ende votación era su congruencia, era su ética, era su democracia interna, era su ausencia de apetitos personales y la camaradería castrense, pero todo eso con el paso del tiempo y con los triunfos electorales obtenidos se fue perdiendo, y de ser un Partido con principios, con pensamiento humanista con doctrina, se volvió una agrupación de caciques, camarilla de amigos, de lambiscones y de pérdida de dignidad. Esa regla de afiliarse voluntariamente quedó atrás, claro previa capacitación. Pasamos a las afiliaciones masivas, a decir te debes a mí, a tener solo incondicionales para dar votos por candidaturas y dejemos de tener militantes.

Hoy el PAN es un instrumento para tener fortuna, poder y aplastar a quien haya que aplastar para lograr los propósitos personales de unos cuantos. Hoy vemos funcionarios públicos y de cargos de elección popular que llegan por ser agachones o pagar favores, no por capacidad ni por ser verdaderos representantes de la voluntad ciudadana.

Es una vergüenza ver como se repite la historia de la cargada para reelegir a Marko Cortés ya esa película se había visto. El PAN dejó atrás la libertad y la democracia interna, para ser una asociación de cuates sin escrúpulos y tener poder ególatra, no poder para servir, poder para servirse. El próximo 24 de octubre se votará para elegir al Presidente del CEN del PAN y adivinaron será reelecto Marko, por tramposo y abusivo, juntó 110,000 firmas casi la mitad del padrón actual del PAN, eso nadie lo cree que lo haya conseguido limpiamente.

Y ojo tú dirás que me importa lo que pase en el PAN, me importa lo que pasa en México, me importa ver como un dictador está acabando con la vida democrática de México, me importa estar enojado porque viene un dictador de Cuba a los festejos patrios, me importa que va a pasar conmigo y mi familia. Pues que crees amigo lo que pasa en los Partidos debe importar, porque son los que mandarán candidatos a las contiendas electorales y son los que tienen a su gente en los Congresos en los gobiernos. Así que sí importa.

Tu obligación ciudadana además de participar en la vida de los gobiernos, es participar en la vida de los Partidos, no como militante, sí como ciudadano responsable que pide cuentas y que debe buscar que los Partidos Políticos tengan una vida interna limpia y ética y al que más debes exigir por su historia, sus principios y su razón de ser es a Acción Nacional.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí