INE: la pretensión pontificia

0
102

El tema de la fiscalización a las finanzas partidarias y el demorado inicio de la contabilidad en línea, consecuencia del incumplimiento de la empresa Scytl, ha confrontado a los consejeros electorales con representantes partidarios y consejeros legislativos en el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), como se evidenció en la sesión del 21 de enero.

Declaraciones del director de esa empresa, Pere Vallés, a Carmen Aristegui en MVS, apuntan a lo que en el INE es bien sabido: la incompetencia de la sospechosa Unidad de Fiscalización (UdeF), ante cuyas fallas ha mantenido un extraño silencio el contralor Gregorio Guerrero Pozas.

El deficiente trabajo de esa Unidad, del que en 2012 se benefició el PRI, tuvo su clímax con la elaboración del inverosímil dictamen de las campañas de la elección presidencial de ese año, que fue severamente criticado incluso en el propio Consejo General, tanto por la mayoría de los partidos políticos como por algunos consejeros, en particular por Alfredo Figueroa y Benito Nacif, hoy presidente de la reinstaurada Comisión de Fiscalización.

-Publicidad-

En el Consejo General del INE, las deficiencias de la UdeF son soslayadas por consejeros incapaces de la autocrítica y que, en su mayoría -no todos-, actúan con una "abultada arrogancia", como señaló el senador Javier Corral (consejero del Poder Legislativo-PAN) en la mencionada sesión del INE, en la cual ni siquiera fue agendado el incumplimiento de la empresa, que el pasado 14 de diciembre debió hacer la primera entrega del sistema, si bien el asunto fue introducido por el representante del PAN, Francisco Gárate.

En esa sesión, uno tras de otro, los consejeros electorales insistieron en el incumplimiento de la empresa Scytl, pero no respondieron a los cuestionamientos planteados desde España por el director Vallés, el principal de los cuales es que el responsable de la demora fue el propio INE, debido a que la UdeF aumentó de 23 a más de 100 los requerimientos del sistema. "En el mes de enero estaban todavía dándonos requerimientos", señaló. La ausencia de autocrítica motivó que Gárate afirmara que "me preocupa haber escuchado expresiones que parten de la infalibilidad de este instituto, achacándole toda la responsabilidad a la empresa". Ciertamente, algunos consejeros actúan como si estuvieran dotados de una suerte de infalibilidad papal si bien, a diferencia del Obispo de Roma -que sólo la tiene cuando habla ex cáthedra-, ellos suponen que la poseen siempre.

Quienes han estado cerca de las tareas de la UdeF saben que demoras como las señaladas por Vallés son una constante. Los documentos que no se terminan oportunamente, los proyectos normativos que tampoco se entregan a tiempo, los proyectos de acuerdo con deficiencias… todo se le excusa a la UdeF, aunque arrastre al INE a la pérdida de confianza. Así ocurrió cuando se determinó que una campaña como la de Peña Nieto, que ostensiblemente costó miles de millones de pesos, según la Unidad tuvo un costo de 334 millones. Lamentablemente, a pesar de que los consejeros del entonces IFE no podían desconocer tal inverosimilitud, aprobaron -con la excepción de Alfredo Figueroa- el respectivo dictamen consolidado. Tres de aquellos permanecen en el INE: Baños, Córdova y Nacif.

Hechos como aprobar lo inverosímil y prosternarse ante los poderes fácticos, como lo han hecho reiteradamente Favela, Galindo y Ruiz desde la Comisión de Quejas, llevaron al senador Corral a manifestar expresamente su pérdida de confianza en el INE, opinión en la que, con matices, coincidieron otros integrantes del Consejo General como Gárate, Horacio Duarte (Morena), Ricardo Mejía (Poder Legislativo-MC) y Fernando Belaunzarán (Legislativo-PRD). No es asunto menor. Si la sociedad (recuérdese la encuesta de Reforma, 13/12/14) y representantes de los partidos le pierden la confianza al órgano electoral, lo que sigue tendría que ser la remoción de su cúpula, aunque disfrute del apoyo del partido en el poder.

Tiene razón el consejero presidente del INE cuando afirma que las acciones para rescindir el contrato con la empresa Scytl México no pondrán en riesgo la operación del sistema de fiscalización en línea durante los comicios de este año. Tiene razón Lorenzo Córdova, la fiscalización no será puesta en riesgo. Ya lo está.

Y lo está no sólo por el demorado sistema en línea, sino por la incompetencia y parcialidad de la UdeF, protegida por el factótum del INE, Baños, muy satisfecho él por el tratamiento que esa instancia le dio al PRI en 2012.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí