Guerrero en agonía

0
1637

Guerrero es uno de los estados más pobres del país. De acuerdo con el Coneval, la entidad ocupa el segundo lugar a nivel nacional con un 69.7% de su población en situación de extrema pobreza. Si a esta situación sumamos la crisis de inseguridad, la parálisis económica y la ingobernabilidad por la que atraviesa desde hace unos meses, se hace evidente la urgencia de encaminar todos los esfuerzos y recursos del gobierno para recuperar el estado que alguna vez fue destino turístico principal y punta de lanza en nuestro país.

El entorno que se vive en Guerrero ha obligado a miles de empresas a reajustar sus actividades económicas y turísticas; pero no sólo eso, miles de personas que viven en las principales ciudades turísticas (Acapulco, Taxco, Ixtapa y Zihuatanejo) han quedado desempleadas debido al bajo flujo de visitantes; mientras que cientos de hoteles —de cadenas nacionales y locales— han tenido que enfrentar las cancelaciones de miles de huéspedes que han preferido quedarse en sus casas antes de viajar a un lugar percibido como inseguro y fuera de control.

Tan sólo en este puente —el último del año— el puerto de Acapulco enfrentó la baja más importante de turistas en los últimos años. Desde unas semanas antes se registraron más de 20 mil cancelaciones de reservación en hoteles y condominios de lujo y hasta el día de hoy las autoridades reportaban sólo el 35% de ocupación hotelera, un gran golpe para la industria y para las personas que viven de esta actividad.

-Publicidad-

Aquel puerto, que hace una década era el destino más atractivo de nuestro país, hoy necesita con urgencia acciones contundentes para recuperar su imagen y volver a explotar el amplio potencial con el que cuenta. Acciones que vayan desde el arranque de programas de ayuda económica para comerciantes locales, hasta la modernización total del malecón Miguel Alemán, el cual ha sido descuidado por el abandono recurrente de las autoridades.

No obstante, las consecuencias de la crisis por la que atraviesa el estado no sólo se limitan a la actividad turística en declive; Guerrero está compuesto por 7 regiones y 81 municipios, los cuales se encuentran marginados y estancados en la pobreza. Es por ello que se vuelve imperante la creación de programas sociales exclusivamente enfocados a la situación particular que enfrenta cada uno de ellos.

Los esfuerzos de todas las autoridades, en sus tres niveles, deben concentrarse en la implementación de políticas que puedan también reconstruir el tejido social y la infraestructura a lo largo del estado, sobre todo en las zonas con mayor pobreza. Se necesitan acciones más concretas que sólo el Plan Nuevo Guerrero, para volver a encaminar el estado y llevarlo hacia un mejor futuro.

Sin acciones contundentes el destino de Acapulco y el del estado entero contempla un panorama negativo. Hoy es tiempo de enfocar toda la fuerza del Estado en la ejecución eficiente y eficaz de políticas públicas que contemplen a la población como único beneficiario. Se necesita más que un programa estatal para sacar a Guerrero adelante; se requiere la presencia constante del gobierno federal, el trabajo inequívoco del gobierno estatal y la cooperación de los gobiernos municipales para generar certidumbre; todo ello con el fin de suscitar confianza, no sólo a los guerrerenses sino a los millones de turistas nacionales y extranjeros que contemplan visitarlos en el próximo periodo vacacional.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí