Granados Chapa, presente

0
112

Hace tres años, el 16 de octubre de 2011, murió Miguel Ángel Granados Chapa. Al conocerse la noticia, a las seis de la tarde de aquel domingo, un sentimiento de doloroso estupor, primero, y de orfandad, después, descendió sobre cientos, miles de mexicanos. Su muerte confirmó el temor de sus lectores, quienes el viernes anterior recibieron en Plaza Pública sus palabras de despedida, al lado de sus augurios para un México mejor.

De entonces a hoy, a través de los 1100 días transcurridos, los ciudadanos seguimos buscando el asidero que él proporcionaba cada día, en medios radiofónicos y periodísticos, con su opinión inteligente basada en argumentos documentados, razonados y precisos para comprender la compleja cotidianeidad nacional.

La pregunta constante y vigente: ¿qué diría el Maestro sobre los múltiples y constantes altibajos de la política nacional, los descalabros de la economía y su bajo crecimiento, el deterioro del sistema educativo, los escándalos variopintos por los que transitamos día a día? ¿Su palabra y su análisis podrían arrojar luz sobre la desaparición y asesinato de los normalistas de Guerrero que hoy ensombrecen a todo México? ¿En dónde y en quién encontrar un pensamiento profundo e incisivo, en medio del laberinto de impunidad, corrupción, abusos y tantos otros males que vive nuestro sufrido país?

-Publicidad-

¿Dónde estás, Miguel Ángel?

Miguel Ángel sigue presente. La Universidad Autónoma Metropolitana mantuvo y mantiene admiración y respeto por la obra de Granados Chapa. En vida le otorgó el Doctorado Honoris Causa. El auditorio del campus Xochimilco lleva su nombre. El pasado 18 de septiembre, esta institución inauguró la cátedra Miguel Ángel Granados Chapa. Abocada a difundir su obra periodística y editorial, la cátedra mantendrá viva su labor docente para las generaciones futuras, meta que él eligió siendo aún un joven estudiante. La cátedra se inició con cuatro conferencias que versaron sobre su periodismo siempre ético; su injerencia en la política y la cultura; como constructor de la democracia en nuestro país y como sembrador de futuro. Se contempla un sistema de becas para beneficio del numeroso alumnado de la UAM.

Diversas instituciones dedicadas a la cultura se esfuerzan por mantener accesible su legado: su voz sigue viva gracias al proyecto de la Fonoteca Nacional que preserva sus aportaciones orales. Se trabaja para que su obra de más de tres décadas, crítica y analítica de la vida mexicana de la segunda mitad del siglo XX y la primera década del XXI, se encuentre disponible a través de la tecnología digital.

Durante la pasada semana se llevó a cabo la 10a Bienal de Radio, organizada por Radio Educación. En el centro de la Bienal, desde 2011, se desarrolla un coloquio eminentemente académico, que reúne a prominentes figuras provenientes de todos los estados de la república y de varios países de Latinoamérica, expertas en temas como los derechos de las audiencias, los retos de los medios públicos, las políticas de comunicación, entre otros. Como homenaje a quien fuera maestro y ejemplo para muchos de sus participantes, el coloquio lleva el nombre de Miguel Ángel Granados Chapa.

Radio UNAM, que fue su casa matutina durante décadas, no ha encontrado quién llene el espacio de comentarios noticiosos que ocupaba Miguel Ángel todas las mañanas. Sesenta minutos de buena música consuelan a sus nostálgicos oyentes.

Esta ausencia es presencia.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí