Federales matan a 42 delincuentes; repelen agresión en Michoacán

0
140

Un policía murió en el enfrentamiento en Tanhuato; hay 3 detenidos

TANHUATO, Mich.23 de mayo .— Una acción federal contra un cártel que opera en Jalisco dejó un saldo preliminar de 42 presuntos delincuentes y un policía muertos, y tres detenidos.

El enfrentamiento, de tres horas, comenzó a las siete de la mañana cuando policías federales que encabezaban un operativo, también integrado por soldados y agentes de la PGR, fueron agredidos por un comando que posteriormente buscó refugio en el rancho El Sol, de 112 hectáreas, en este municipio michoacano vecino de Jalisco.

En el inmueble se hallaban decenas de civiles armados que agredieron a las fuerzas federales.

-Publicidad-

Monte Alejandro Rubido, comisionado Nacional de Seguridad, confirmó anoche que un policía federal murió cuando ayudaba a un compañero herido.

Matan en tres refriegas a 42 del CJNG

Eran cerca de las 7:00 horas, elementos de la Policía Federal encabezaban un operativo en la zona limítrofe de Michoacán con Jalisco, en el cual también participaban soldados mexicanos y agentes de la Procuraduría General de la República (PGR).

El objetivo de la operación, relató a Excélsior uno de los policías que participó en la refriega, es “combatir a un grupo criminal que estamos persiguiendo en Jalisco y se quiere refugiar en Michoacán”.

El Cártel Jalisco Nueva Generación opera en nueve estados: Jalisco, Michoacán, Colima, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Morelos, Veracruz y Distrito Federal.

El convoy transitaba por la Autopista de Occidente, la rúa que comunica del Distrito Federal a Guadalajara. En el Kilómetro 371, los agentes de gobierno federal avistaron una camioneta con individuos en actitud sospechosa y les marcaron el alto. Como respuesta recibieron una descarga de balazos. Entonces, los efectivos federales persiguieron a sus agresores, quienes un kilómetro después, en el 370, ingresaron al rancho El Sol, una propiedad que desde hace varios días habían convertido en su guarida.

En el interior del inmueble había decenas de hombres armados con rifles de alto poder, quienes abrieron fuego contra la policía y asesinaron a un representante de la ley cuando éste auxiliaba a un compañero herido. El intercambio de balazos duró aproximadamente tres horas, informaron fuentes de la Procuraduría estatal.

“Es un terreno muy extenso, lleno de maleza y con muchos sitios donde esconderse”, comentó un agente de Fuerza Ciudadana, la corporación dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal.

Cuando inició la balacera hubo necesidad de pedir refuerzos.

Un mando de la Policía Estatal refirió que ellos acudieron en auxilio de la dependencia federal y formaron un flanco en el acceso principal al rancho para respaldar a los federales, quienes  perseguían por toda la propiedad –que mide alrededor de 112 hectáreas– a los pistoleros. Se reportaron enfrentamientos en al menos tres puntos de la propiedad.

“No se veían con intención de rendirse, no dejaban de hacer disparos hasta que fueron abatidos”, dijo a Excélsior quien reconoció la operación de la fuerzas federales.

A las 9:00 de la mañana, dos horas después de iniciada la balacera, el rancho estaba rodeado por militares y policías estatales y municipales.

Los delincuentes perdían terreno y, todavía con intención de escaparse, le prendieron fuego a seis vehículos, no dejaron de disparar y al final fueron abatidos 42 presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y tres más fueron detenidos y remitidos al Ministerio Público de la Federación.

La balacera terminó a las 10:00 de la mañana. Afuera del rancho, ya bajo control de las autoridades, se apreciaba sólo una columna de humo.

Las autoridades investigan el caso de dos hombres cuyos cadáveres parecen tener más de 24 horas de fallecidos. Indagan si se trata de miembros del mismo grupo delictivo a quienes les ajustaron las cuentas o son víctimas de los pistoleros asesinados y sus cómplices detenidos.

Después de las 10:30 horas, arribaron a la escena del crimen peritos de la Procuraduría estatal, agentes del Ministerio Público, local y federales.

Lo extenso de la zona de conflicto requiere de mucho tiempo, comentó un fiscal encargado.

El lugar está bien resguardado también porque la naturaleza del caso obliga a cuidar todos los detalles,

“Derechos Humanos va a revisar con mucho detalle cada una de las cosas que aquí ocurrieron”, confió un jefe de la Policía Estatal quien solicitó el anonimato.

 


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí