Es tiempo de zopilotes… pero también de idiotas

0
126
Tiempo de zopilotes

Tiempo de zopilotes

Hoy en la mañana me levanté seguro que iba a ser un buen día.

Ya que estuve listo, bañado y vestido, me dispuse a tomar un rico café para ver pasar las horas en este encierro voluntario a huevo que la pandemia nos ha obligado a llevar, puse el televisor para oír las noticias, esperanzado a que quizá habría otras noticias además de las asociadas a la pandemia.

Pero la realidad entró a torrentes por la pantalla de la televisión, muchos muertos por allá, otros muchos más infectados por más allá, que la crisis que la pandemia va a generar es la peor de muchas décadas, abrumado le cambié de canal buscando algún noticiero que hablara de otras cosas, los canales de Fox y CNN ocupados en la pandemia y los haceres del Trump, el canal de noticias de España denunciando la cantidad de muertos que hay y que los almacenan hasta en pistas de hielo porque no se dan abasto, que en Ecuador la tragedia es tal que las familias se ven obligadas a sacar a las calles los cadáveres de sus familiares después de 3 o 4 días de no tener respuesta de las funerarias y autoridades.

-Publicidad-

Espeluznante lo que veía, me pregunté si sería cierto esto último.

Creo que mientras veía todas estas imágenes, hacía comentarios o murmuraba mis pensamientos, hablaba solo pues, y fue cuando mi esposa me dijo, «deja de ver eso porque va a terminar alterándote los nervios».

Dirigí la mirada a mi esposa, sus hermosos ojos verdes y su gesto de dureza cariñosa me hicieron  aceptar la recomendación.

Sonreí y cambié de canal.

Apareció Obrador en la pantalla en su mañanera, con su desesperante lentitud al hablar, su extraordinario parecido a Kiko, el del Chavo del 8.

Y fue cuando mi mujer gritó: «No inventes… eso está peor, cámbiale o apaga la televisión, vas a terminar idiota oyendo a ese…#$%#$&”.

El presidente de la república decía con extrema lentitud y su irritante sonrisa:

«Es tiempo de zopilotes… los conservadores quieren verme fracasar…»

Entendí de inmediato lo que quiso decir mi esposa y apague el televisor.

El 3 de abril en el diario El País la escritora Siri Hustvedt, ganadora del premio Príncipe de Asturias e  infectada por el Covid-19, escribió desde su encierro en su departamento en Nueva York:

«Los esfuerzos heroicos de nuestro gobernador, nuestro alcalde y nuestros sanitarios no compensarán la incompetencia y la estupidez en la cumbre.  No espero un milagro».

La escritora se refiere a la mayúscula incompetencia del presidente de Estados Unidos en el manejo del Covid-19.

La frase se quedó dando vueltas en mi cerebro.

¿Cómo es posible que un gobernante pueda llegar al poder siendo tan estúpido?  ¿México es un caso extraordinario en donde la estupidez llegó al poder gracias al voto popular?

Desafortunadamente para la humanidad no es sólo México quién en estos días padece a este tipo de sociópatas, ya eN artículos anteriores he dado cuenta de una lista de sociópatas que llegaron al poder y el daño que han hecho, pero para esta entrega vale la pena centrarnos en aquellos que tienen el poder hoy y gracias a su torcido razonamiento el Covid-19 ha cobrado más vidas inocentes innecesariamente.

Pablo Hiriart en su artículo del 10 de abril reseña todos los esfuerzos de Trump por desmantelar la «obra de Obama» desmantelando la infraestructura sanitaria creada para combatir precisamente estas pandemias dentro del territorio estadounidense.

El bocazas del norte minimizó la pandemia con razonamientos rupestres y hoy su pueblo paga las consecuencias. El país más poderoso del mundo ha sido puesto de rodillas.

Los portaaviones, armas mortíferas y contundentes, no han podido hacer nada contra este enemigo invisible, se han convertido en cajas de infección, en un solo portaaviones hay 500 marinos infectados.

Y Trump se justifica diciendo “Nadie había visto jamás algo así”,

Narendra Modi, Primer Ministro de la India, dijo remedando a Trump: “Ningún país podría haber imaginado esto, ni haberse preparado para ello”, también como justificación de no haber actuado a tiempo en un país de más de mil millones de habitantes y que gracias a su lento proceder se vió obligado a establecer medidas de estado de sitio. Pero aún así miles morirán.

Jair Bolsonaro, Presidente de Brasil,  dijo «No hay porque cerrar escuelas» y afirmó que debido a su historial de atleta y se infectara solo  sería una «gripecita» o «un resfriadito» y hoy gracias a su estulta apreciación hay 1,124 muertos y se sigue extendiendo rápidamente la infección en su país.

Boris Johnson Primer Ministro de El Reino Unido, ahora convaleciente de Covid-19, asesorado por algunos médicos, en un principio apostó por la Inmunidad Colectiva, no cerró escuelas, ni impuso medidas para contrarrestar al mortal virus y su necedad a matado a 9,875 personas y muy pronto llegará a los primeros lugares en muertes.

Alexandr Lukashenko, presidente de Bielorrusia, en un arrebato populista y queriendo ser héroe decidió mandar a su pueblo al matadero con la frase: “Mejor morir de pie que vivir de rodillas”.

México también tiene a su estulto presidente, tiene a López Obrador, AMLO, quien al inicio de la pandemia y advertido por las autoridades sanitarias de la Organización Mundial de la Salud de la amenaza viral, al contrario de las recomendaciones, animaba con toda tranquilidad a los mexicanos a salir a comer en restaurantes, a que se dieran besos y abrazos  y en un acto de descomunal soberbia seguía estrechando manos y besando niños.

Mandó a China miles de tapabocas y suministros médicos olvidándose de los mexicanos y hoy los tuvo que recomprar a China 30 veces más caros, asunto que el mismo Hugo López-Gatell Subsecretario de Salud admitió.

El presidente de México instruyó a los secretarios de estado para que minimizaran los efectos de la pandemia, exigió que a los médicos, y de esto hay pruebas que circulan en internet, diagnosticarán equivocadamente los casos de Covid-19 y los convirtieran en «neumonías atípicas».

El resultado es que la infección recorrió las calles de todo México escudada en frases vacías, besos y abrazos,  y al final, de un día para otro ya que la realidad estaba por detonarles en la cara, tuvieron que admitir que la pandemia era mucho mayor de lo ellos mismos venían diciendo así que de 3 mil casos pasamos de un segundo a otro a 26 mil contagiados.

Estos sujetos inoculados por la estupidez  se han convertido en criminales de masas, por sus creencias y juicios errados hoy mueren innecesariamente miles de personas que pudieron ser salvadas.

Oir a estos criminales empoderados aumenta exponencialmente la posibilidad de ser infectado por la estupidez y en situaciones como las que vive nuestro planeta en estos días puede ocasionar la muerte.

En la revista Proceso sale el testimonio de Silvia, una enfermera del Hospital General de Tijuana que trabaja en el tercer piso de ese hospital, en donde se encuentran los infectados por el virus y que para no infectar a su familia ahora vive en una camioneta, le impacta la indiferencia de algunas personas «verlos pasear por la calle me desmorona».

“Claro que da miedo todo el tiempo, y ahí estamos. Está saturado el servicio, no se van a salvar porque no va haber el equipo para salvarles la vida, entonces lo que queremos es disminuir (el número de pacientes) para darnos abasto y poder disminuir la cantidad de personas que pudieran fallecer”.

Cuando un gobierno como el de México solo trata de quedar bien consigo mismo y es indiferente a las necesidades de los ciudadanos y de quienes los defienden de las tragedias es cuando podemos parafrasear la frase de Siri Hustvedt:

«Los esfuerzos heroicos de nuestros médicos, enfermeras y sociedad civil  no compensarán la incompetencia y la estupidez en el gobierno de México. No esperemos un milagro, debemos actuar.»

Referecias:

https://www.eleconomista.com.mx/politica/A-un-costo-mayor-Mexico-recompra-insumos-a-China-20200408-0003.html

https://elpais.com/cultura/2020/04/03/babelia/1585933284_651296.html

https://www.larazon.es/internacional/20200315/c4dgcuznd5hytcj7bnrdxovbju.html

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-52032551

https://foreignpolicy.com/2020/04/10/modis-india-isnt-prepared-for-the-coronavirus/

https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/pablo-hiriart/una-costosa-leccion-para-los-votantes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí