El voto de los pobres

0
169

A menudo se afirma que los pobres en México son víctimas de la manipulación en épocas electorales.

Es decir, que su voto no se emite con libertad porque son presa de partidos políticos —se suele señalar en esos casos a aquellos que están en el poder— que con dinero o bienes materiales los obligan a apoyar a sus candidatos.

Pero, ¿es eso cierto?

-Publicidad-

Sin descartar que los partidos han buscado tradicionalmente manipular el voto de los pobres mediante la entrega de satisfactores, la revisión de las cifras electorales en las zonas más marginadas del país no permite establecer una relación causa-efecto entre los partidos que gobiernan un estado o un municipio y los resultados electorales.

Es más, las zonas de mayor pobreza han sido más propensas a la alternancia política que otras con niveles de desarrollo superiores.

También, como publicó ayer Excélsior, las regiones más pobres han incrementado su participación en los comicios a una tasa más alta.

De entrada, de los seis estados más pobres del país —Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Puebla y Veracruz—, solamente este último no ha tenido una alternancia en la gubernatura en los últimos 15 años. Michoacán y Chiapas han tenido dos.

Otra cosa es que los gobiernos que han elegido los ciudadanos de esos estados no hayan conseguido sacarlos de la miseria, pero basta revisar los datos electorales para concluir que la pobreza —incluso la extrema pobreza— no está peleada con la alternancia.

Mixtla de Altamirano, Veracruz, es un municipio de la sierra de Zongolica. Desde hace años ha aparecido en la lista de los lugares más pobres de la República. En la última medición del Coneval aparece en el cuarto lugar nacional.

En Mixtla de Altamirano, 97% de los diez mil 387 habitantes que tenía en 2010 vivía en pobreza. De ellos, siete mil 453 vivían en pobreza extrema.

El grado promedio de escolaridad de la población de 15 años o más en el municipio era de 2.7 años en 2010, frente al grado promedio de escolaridad de 7.7 en el estado de Veracruz.

Más de la mitad de los hogares tenía piso de tierra, 67.8% carecía de agua entubada y 86.6% no disponía de drenaje. Y uno de cada cuatro habitantes no tenía acceso a una alimentación suficiente.

Pese a esas malas condiciones de desarrollo, Mixtla de Altamirano ha sido, desde 2009, un lugar de toma y daca electoral y de alta participación.

En la elección de diputados federales de ese año, votaron cinco mil 687 ciudadanos, es decir, 70.3% de los registrados en la lista nominal.

Esa vez, el PAN se llevó la mayoría de los votos en el municipio. Ganó diez de las 11 casillas que se instalaron. Obtuvo dos mil 135 votos contra mil 507 del PRI y 61 del PRD.

En las elecciones municipales de 2010, el PRI, aliado con el Partido Verde ganó la alcaldía, con dos mil 508 votos contra mil 810 de Acción Nacional.

En las federales de 2012, el PRI volvió a ganar, gracias a su alianza con el Verde. Entre ambos, obtuvieron dos mil 15 votos, contra mil 909 del PAN. La alianza ganó ocho casillas y Acción Nacional cuatro. La participación fue de 76.35%.

Sin embargo, en las elecciones locales de 2013, el PAN ganó la presidencia municipal con tres mil 44 votos, por dos mil 104 del PRD y mil 965 del PRI.

Entre los municipios urbanos con mayor porcentaje de personas en la pobreza, Ecatepec, Estado de México, destaca a nivel nacional.

De acuerdo con el Coneval, 723 mil 559 personas eran pobres en 2010 (40.8% de la población del municipio) y 107 mil 23 vivían en extrema pobreza.

Aun así, Ecatepec ha sido un lugar fuertemente disputado por las tres principales fuerzas políticas del país, las cuales han ganado la alcaldía, y se han sucedido en el primero, segundo y tercer lugar de la votación en distintos comicios.

Ya sea en el área rural o en las ciudades, la pobreza no ha sido condicionante para votar por un partido o por otro, y no parece haber impactado en los resultados cuál de ellos esté en el poder a nivel municipal, estatal o nacional.

La explicación de por qué gana las elecciones un partido u otro resulta más compleja que la simple descalificación de los pobres como sujetos de la democracia.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí