El sentido de la tibia condena de AMLO a la invasión de Rusia en Ucrania

0
606
AMLO Putin

México tardó más de 24 horas en emitir una condena enérgica tras el inicio de la invasión de Rusia en Ucrania, por orden del presidente Vladimir Putin. Marcelo Ebrard dio un mensaje de 1:40 minutos en Twitter haciendo este señalamiento y recordando que por nuestro pasado de invasiones, es preciso solidarizarnos con el pueblo ucraniano y buscar una salida pacífica al conflicto.

Sin embargo, su mensaje llegó después de que la embajadora de aquel país, Oksana Dramarétska, exigiera a México una condena firme ante la situación que vive Ucrania y que el presidente Andres Manuel López Obrador, apenas dedicara cinco minutos en su mañanera del 24 de febrero al conflicto, para dar prioridad a los temas de su agenda.

En la conferencia que duró 75 minutos el presidente prefirió hablar de: narcoseries, del drenaje de Acapulco, de cómo el expresidente Calderón ocultó el incendio en la guardería ABC de Sonora hace 13 años y cómo el expresidente Peña Nieto ocultó la desaparición de los 43 de Ayotzinapa hace 7 años.

De nuevo atacó a los medios de comunicación, insultó a periodistas y les pidió revelar sus ingresos. También criticó al INE por no poner más casillas para su revocación de mandato, insultó a los consejeros del INE, prometió que ya va a quedar el libramiento ferroviario en Nogales e hizo un segundo tour por Palacio Nacional a los reporteros de la fuente, donde les dijo “ya no puedo más” y que se retiraría a su rancho en septiembre de 2024.

-Publicidad-

Una visión pequeña de México en el mundo

“Si este artículo se llamara ‘La visión geopolítica del presidente Andrés Manuel López Obrador’, tendría que ser una página en blanco. Al mandatario mexicano no le importa lo que pasa en el mundo ni entiende el papel de México en el concierto internacional”, aseguró el periodista Carlos Loret de Mola en su columna para El Universal de este 25 de febrero.

“México ocupa actualmente un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU, es miembro del G-20, es líder de América Latina, es el lugar 14 en población, la economía 15 en tamaño, tiene una frontera de 3 mil kilómetros con la potencia más grande del mundo, y goza de tratados comerciales con EEUU y Europa. Es decir, México es un jugador sumamente relevante en el tablero internacional”, planteó el periodista.

Sin embargo, reiteró que el gobierno de López Obrador nunca ha podido entender geopolítico que juega nuestro país y que es mentira que México no quiera intervenir en asuntos de otros países, sino que tiene una estrategia acomodaticia:

“El presidente ha devaluado la presencia internacional de México. Su visión es pequeña y sus posicionamientos, tibios. Y no meterse en asuntos de otros países es una mentira: defendió a Evo Morales en Bolivia, a la izquierda en Perú, insultó a los gobiernos de Panamá, España y Austria, está enamorado de las dictaduras en Cuba y Nicaragua. “Su política exterior es como de trova contestataria”, señaló Loret.

Sobre el tema de la invasión rusa en Ucrania, el periodista señala que López Obrador tiene una especie de fascinación con el perfil político de Vladimir Putin y que la respuesta del México ante la situación fue demasiado tímida y será tomada en cuenta en el contexto internacional.

“Esta tibieza caerá de nuevo mal en nuestro principal socio comercial y vecino, Estados Unidos, cuyo presidente ha estado tratando de armar la más robusta coalición internacional para condenar las acciones de Putin. El titubeo de la Cancillería no habrá pasado inadvertido”, finalizó.

El coqueteo de AMLO con Rusia

Por su parte, el periodista Raymundo Riva Palacio señaló en su colaboración para El Financiero que es sospechoso que la política de López Obrador en favor de la “autodeterminación de los pueblos”, ahora haya tenido un largo silencio sobre la autodeterminación de los ucranianos.

El periodista señala que “México juega un papel importante en la estrategia rusa” y que es sospechosa la actitud del presidente frente a EEUU y Rusia, pues representa un “justo reclamo” para la “geoestrategia” del gobierno de Putin de exigir la reparación a lo que consideran un despojo territorial con la escisión de la Unión Soviética y citó la postura de Putin ante la ONU:

“No estamos desplegando nuestros misiles en las fronteras con Estados Unidos, no. Por otro lado, Estados Unidos está desplegando sus misiles cerca de nuestra casa, en la puerta de nuestra casa. ¿Estamos exigiendo algo excesivo? Simplemente les estamos pidiendo que no implementen sus sistemas de ataque en nuestra casa. ¿Qué tiene eso de inusual o peculiar? ¿Qué pensarían los estadounidenses si, por ejemplo, decidiéramos dirigirnos a la frontera entre Canadá y Estados Unidos, o México, y simplemente decidiéramos desplegar misiles ahí? ¿Acaso México y Estados Unidos nunca tuvieron disputas territoriales? ¿Qué pasa con California? ¿Con Texas? ¿Se olvidaron de eso? Nadie recuerda esas cosas de la misma forma como sí recuerdan Crimea”.

Además señala que si bien el guiño hacia México es más bien ideológico, Putin sí buscaría “incrementar la asistencia militar a Cuba, Venezuela y Nicaragua, y sugerir que sus aviones de combate sobrevolarían el Golfo de México”, mientras México, “una vez estallado el conflicto, ha insistido en una salida política y diplomática, tomando el lado ruso”.

Y condenó: “López Obrador ha callado sobre la autodeterminación de los ucranianos. Siempre antepone la Doctrina Estrada como eje rector de su política exterior, pero hoy la olvida. Ha guardado un silencio vergonzoso ante el ataque militar a Ucrania y la ocupación de territorios, pese a la flagrante violación del derecho internacional. Muy lejos del presidente Vicente Fox, que no apoyó al presidente George W. Bush para invadir Irak, y del presidente Carlos Salinas, que le dijo al presidente George H.W. Bush que la invasión a Panamá iba contra los principios de México y la Doctrina Estrada”.

También recordó que así como el presidente guarda silencio respecto a Ucrania, sí levantó la voz de manera repetida sobre el embargo a Cuba y recientemente acusó al gobierno del presidente Joe Biden de injerencia con sus opositores en México.

“Su posición a favor de Rusia lastima la credibilidad de su gobierno y hace ver mentirosos a sus representantes, como al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, quien afirmó que México está en contra de que se ponga en duda la integridad de un país independiente como Ucrania, pese a que las acciones ordenadas por el presidente van en sentido contrario”.

Finalmente señaló que el intento de pertenecer al Eje Rusia, China, Cuba, Venezuela y Nicaragua es imposible porque México firmó un acuerdo con el presidente Biden el 9 de septiembre, como parte del Diálogo Económico de Alto Nivel, “para garantizar de la mejor manera que Estados Unidos y México enfrenten los desafíos de nuestro tiempo y aseguren que nuestros pueblos prosperen”.

En este documento hay un apartado especial sobre construir una alianza estratégica de apoyo a EEUU para su lucha a largo plazo con Rusia y China.

“El presidente tiene el mandato para tomar decisiones en nombre de los mexicanos, y si considera que desconocer los acuerdos con EEUU, porque asume que participan de una campaña de desestabilización, y respaldar a Rusia es el camino, que tome la decisión y asuma las consecuencias. Pero debe actuar con la cabeza y no con el hígado, porque si se equivoca, todos pagaremos las consecuencias”, concluye.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario