El PAN, un Partido con Historia, Memoria y Acción

0
124

*Necesario, Rescatar la Identidad y Ejercer la Autocrítica

El Partido Acción Nacional es un referente histórico en el México contemporáneo. Fue el propulsor de grandes transformaciones, muchas de ellas aún en proceso de consolidación, con una clara visión de hacia dónde se debía fincar el futuro, bajo qué reglas e impulsando una filosofía de pensamiento humanista y liberal, comenzando con el respeto a la dignidad de las personas, sus derechos, libertades y, por ende, la construcción de una nación ordenada, de leyes, con mejor distribución de la riqueza. En síntesis: un país donde la soberanía se soporte precisamente en un verdadero sistema democrático, elevando la calidad de vida de sus habitantes y desde luego propiciando oportunidades para el integral desarrollo de las personas.

Su concepción se inspira en ideas de Ortega y Gasset, ahora parafraseado por Javier Corral al utilizar el lema: “la rebelión de las bases”, que hace recordar el libro escrito por el primero, cuyo título es: “La Rebelión de las Masas”. Así, don Manuel Gómez Morín, idealista pragmático, como el mismo se definió, optó por la vida institucional en la ardua tarea de fundar Acción Nacional, un instituto con doctrina bien definida, reglado, con misión y visión, consciente de su papel inicial de realizar una función testimonial, cuyo objetivo primordial -aún vigente-, consiste en la formación de ciudadanos.

-Publicidad-

Así, han pasado por sus filas grandes personajes, que no únicamente aportaron sus esfuerzos, inteligencia y pensamiento a la institución política sino que, precisamente, desde esa trinchera contribuyeron a los grandes cambios del país, aún a sabiendas de que las condiciones eran adversas para escuchar voces opositoras al régimen intolerante, centralista y dictatorial.

Llegaron nuevas generaciones, la victoria cultural a la que hacía referencia Carlos Castillo Peraza, comenzó a surgir, el diálogo político y las reglas de competencia, acompañadas del debate y la confrontación de ideas, se dieron con frecuencia; los avances para lograr equilibrios, los pesos y contrapesos, que en su momento fueron invocados por don Manuel Herrera y Lasso, se hicieron presentes.

El tiempo y la perseverancia otorgaron la razón a quienes, sin pretender beneficio personal alguno, lucharon permanentemente sin más armas que las ideas y las razones del alma, sin más afán que construir un México con dignidad para sus hijos.

Son pasajes románticos de la vida nacional, que calaron hondo y cambiaron el rumbo. Por otra parte, la época actual invita, reclama y exige a las instituciones, una inmediata adecuación, con el ánimo de dar respuesta a una nueva realidad, porque es obvio que los partidos políticos se encuentran desfasados por un anacronismo que les impide avanzar, ensimismados, encerrados en sus propias batallas patológicas que los ancla en sus conservadoras fronteras.

Este es el reto que ahora enfrentamos en  Acción Nacional. No es como algunos lo dibujan: un relevo en la dirigencia. Tenemos que ir más, mucho más allá. En principio, rescatar la identidad: ¿quiénes somos y para qué estamos?, porque con mucho, ahí se localizan, ya sean las grandes definiciones o los peores descalabros. El proceso de autocrítica como ejercicio para mejorar y estar en aptitud de cumplir eficazmente la misión que nos hemos impuesto, es indispensable, al seguir con la tradición democrática que nos distingue. Que no cauce escozor el debate abierto, franco y sincero entre quienes militamos por convicción en esas filas.

 

Tampoco se trata de un fenómeno generacional. Bienvenida la frescura de la juventud, su empuje, valor, ideas, entusiasmo y vitalidad. El verdadero desafío se constriñe a tener la capacidad para comprender que somos un medio institucional al servicio e instrumento ciudadano; que si bien propugnamos por el México que queremos, lo importante también es contar con la capacidad suficiente para ubicarnos en qué tipo de Partido le sirve a México.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí