Educación como solución

0
211

Yo soy de los que creo que este País puede salir adelante sin educación. 

Me refiero a la educación oficial, a la educacion burocratizada. A la educación que ha generado maestros socialistas en un País semi-capitalista al menos. No solamente podemos hacerlo sino que requerimos hacerlo. Con esta “educación” no vamos a ningún lado.

Con frecuencia recibo y escucho comentarios de personas bien intencionadas que opinan que mejorar la educación en México es por ejemplo la única solución contra la corrupción. Otros dicen que contra la impunidad.

-Publicidad-

Otros dicen que contra el consumo de mariguana y otras drogas idiotizantes.

Lamento contradecirlos, no es medianamente correcto. Cuando menos no si están hablando de la educación en las escuelas, sean públicas o privadas. Yo hace mucho que me di por vencido de que instituciones aún del calibre del Tec de Monterrey, o la UNAM, puedan ser los centros de saneamiento del cuerpo social. Al contrario, en el caso de la UNAM, actúa más como un foco de contaminación. 

Y en el Tec seguramente viven en el borde del desorden y la anarquía total. Los güeros se la pasan con el celular y están en clase para cumplir con los papás. Cuando menos así lo creen muchos que están costando sin desquitar la colegiatura. Si van para “educarse” con la obtención de un título entregado por default, sería mejor que no fueran.

No señores, no nos hagamos tarugos unos a otros. Al pan pan y al vino vino. 

Nuestras instituciones educativas están muy devaluadas y en gran desventaja contra las redes sociales, en las que los jóvenes están pasando cada vez una mayor parte de su tiempo. Y no todo es en nutrir su espíritu ni sus neuronas. 

Sabido es que la presión de grupo es canija. Los jóvenes están pegados a los mensajes de texto porque no pueden darse el lujo de quedar fuera del grupo al que nutren con muchas conversaciones inútiles y del que reciben kilómetros de texto anuales para no sé exactamente lograr qué.

O sea que si la educación burocratizada no funciona y las redes son pasatiempos de los jóvenes caros e improductivos en su mayor parte, qué nos queda hacer. Poner nuestras expectativas en “la educación” como solución a los males del País es francamente ilusorio.

En “Turning Learning Upside Down” mi finado amigo Russell Ackoff dice que dados los medios modernos de comunicación a nuestro alcance, estamos haciendo todo mal, de hecho al revés en materia de educación. Si crees en el sindicato de maestros, así les pagaran 10 veces, así fueran a clase todos los días. No saldríamos. Y cualquier “reforma” se va a tardar 30 años en funcionar. No es por ahí.

No debe extrañarnos que estén aumentando lenta pero constantemente los padres que deciden educar a sus hijos en casa. Cuesta tiempo, pero no dinero, ni gastos en transporte. Y los resultados son en muchos casos sorprendentes.

La educación privada y pública, como muchas otras de nuestras instituciones burocratizadas están en crisis. Los mismos que se sienten dueños de ellas son el primer estorbo para que México entero “se eduque” en las nuevas formas de diseminar conocimientos. Esto no se va a lograr si no cambiamos a un enfoque más auto-organizado, que no tiene que ser necesariamente la escuela en casa.

La educación requiere “flotar” la estructura de organización. Adiós a los sindicatos y a maestros con derechos de planta adquiridos. Me gustaría oír las respuestas que los propios maestros dan a la grave problemática actual.

Para educar en serio ya quisiera que los juzgados funcionaran, que las cárceles no fueran escuelas del crimen, que los gobernantes predicaran con el ejemplo. Esto haría más por la verdadera educación que los programitas reformistas todos tímidos de los gobiernos estatales y federal.

Algo nos dice sobre lo malo de la educación cuando los padres siguen estando anulados en esta materia. Ni hacen, ni los dejan hacer. 


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí