Después de muchas dudas, México condena enérgicamente ataque a Ucrania

0
513
Marcelo Ebrard

Luego de una postura tímida durante las horas previas al ataque armado de Rusia en Ucrania, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, emitió la postura oficial del gobierno mexicano frente al conflicto armado.

«México rechaza el uso de la fuerza y condena enérgicamente la invasión rusa a Ucrania», publicó el secretario de Relaciones Exteriores en su cuenta de Twitter, acompañado de un video, donde explicó que esta postura oficial responde a una instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador y que será la que mantenga el país ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

«Nuestra orientación principal es rechazar el uso de la fuerza y condenar enérgicamente la presencia de fuerzas de la federación rusa en territorio de Ucrania», agregó Ebrard Casaubón.

Y recordó: «México ha sufrido dos invasiones por parte de Francia y dos por parte de Estados Unidos, perdimos la mitad de nuestro territorio, y por historia y tradición, por nuestra tradición y formación como nación tenemos que rechazar y condenar la invasión de un país como Ucrania por parte de una potencia como Rusia».

-Publicidad-

También demandó el cese de operaciones militares rusas y que respete la integridad territorial de Ucrania, que se proteja a la población civil y que se busque una salida pacífica del conflicto.

Horas antes, el canciller había declarado de manera tibia que: “hoy no está planteada una respuesta bélica a la ofensiva rusa. Tendríamos que revisar si esto llegara a suceder de qué naturaleza sería. Es muy difícil que México apoye una respuesta bélica porque nuestra posición esencialmente es encontrar una salida política”, explicó cuando la invasión estaba por cumplir 12 horas de iniciada.

Reiteró que la posición del país ha sido en todo momento rechazar el uso de la fuerza y buscar los mecanismos diplomáticos y de diálogo para solucionar el conflicto.

La presión diplomática para México

La respuesta del Gobierno mexicano viene luego que por la mañana de este 24 de febrero, la embajadora de Ucrania en México, Oksana Dramaretsha, pidió una condena firme al gobierno de México ante el ataque de Rusia a su soberanía.

“Hoy necesitamos una declaración en la que condene la agresión rusa. De México esperamos una posición clara”, exigió la embajadora, al tiempo que explicó que su gobierno rompió relaciones con Rusia y pidió a todas las naciones que se solidaricen con el suyo a apoyar esta medida diplomática para presionar al régimen de Vladimir Putin a desistir en su ataque.

En el mismo tenor, el embajador de la Delegación de la Unión Europea en México, Gautier Mignot, manifestó la solidaridad de la Unió con Ucrania y pidió a la comunidad internacional que condene la agresión por parte de Rusia.

Presidente de Ucrania ordena enlistamiento generalizado 

En un mensaje de unos seis minutos al pueblo ucraniano, Volodimir Zelensky, emitió un decreto en el que ordena enlistarse a todas las personas en edad de servir en el Ejército para contener a las tropas rusas, que son claramente más poderosas que las capacidades que tiene este país.

Previamente, Zelensky había enviado el documento a su parlamento. La orden busca que se realice una movilización en un plazo máximo de 90 días en 25 territorios de Ucrania. En el país también se había impuesto la ley marcial en todo el país, desde este jueves, cuando inició la invasión rusa en Ucrania.

Mientras tanto, el ejército ruso ingresó a territorio ucraniano por el norte, el este y el sur. Pero, pese a los ataques, el mandatario añadió que pese a los ataques él permanecerá en Kiev porque su país pelea solo contra Rusia. “Mi familia y yo nos quedaremos», afirmó.

137 muertos y miles de desplazados en el primer día de ataques

En su informe a la Nación, el presidente de Ucrania, informó al menos la muerte de 137 ucranianos, así como de 316 heridos durante el primer día de incursión militar rusa en el país. «137 héroes, nuestros ciudadanos, perdieron la vida”, en lo que calificó como una operación para pacificar y desnazificar el territorio de su vecino.

Mientras tanto, las tropas rusas se apoderaron de una base aérea estratégica cerca de Kiev, así como de las ruinas de la central de Chernóbil, contaminada aún por la radiactividad del accidente nuclear de 1986, cuando Ucrania integraba la Unión Soviética.

El Ejército de Ucrania logró recuperar el control del aeropuerto de la capital Kiev. Sin embargo, para la noche del 24 de febrero, las tropas invasoras se encontraban a unos 40 kilómetros de la capital.

La incursión de las tropas rusas en Ucrania, provocó también el éxodo de unas 100 mil personas huyeron de sus hogares y otras miles que buscaron refugio en el extranjero, indicó la ONU. La gente abandonó sus casas y se refugió en las estaciones del metro en Kiev o intentaba llegar a la frontera con Polonia para escapar de la tragedia.

También el Consejo de Seguridad de la ONU informó que se reunirá este viernes para condenar de manera conjunta el ataque ruso contra Ucrania.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario