Contrarreforma eléctrica mostrará a México como un gobierno autoritario

0
289
Marko Cortés, PAN

El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, reiteró la postura del blanquiazul dirigente de detener a toda costa la contrarreforma eléctrica que propone el presidente Andrés Manuel López Obrador porque incrementará el costo del servicio y bajará la eficiencia en la producción de energía, aumentando el número de apagones y, de aprobarse, “sería reflejo de un país que tiene un gobierno autoritario”.

Por ello, conminó nuevamente al Gobierno Federal a regresar la prioridad al uso de uso de energías limpias y a permitir inversiones privadas en el sector, para el desarrollo de la industria eléctrica de México, tal como planteó la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto en 2013.

“Tal como está, la contrarreforma del gobierno morenista costaría a los mexicanos más de 500 mil millones de pesos, la luz sería más cara, más contaminante y provocaría apagones masivos”, señaló este domingo, como la postura oficial del partido de cara al Parlamento Abierto convocado por la Cámara de Diputados.

El año pasado se registraron apagones en al menos ocho estados del país, incluidos Chihuahua, Nuevo León y la Ciudad de México. De hecho, aseguró que en caso de que el proyecto de la Comisión Federal de Electricidad y el gobierno de López Obrador empeorarán la situación si continúan con su idea y la primera consecuencia serán los cortes recurrentes en el suministro.

-Publicidad-

“Con el monopolio energético que pretende el gobierno morenista, México sería identificado con los países con gobiernos autoritarios porque se estaría incumpliendo con tratados internacionales como el Acuerdo de París, firmado en 2015, en el que más de 90 países se comprometieron a reducir las emisiones contaminantes”, añadió el panista.

En el caso de México, explicó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) produce energía a partir de la quema de combustóleo, un producto contaminante derivado del petróleo y pretende aumentar el volumen que quema, como consecuencia de un aumento en la extracción petrolera, como pretende el Gobierno Federal.

 

“Nosotros apostamos por las energías limpias y más baratas. Estamos a favor de la certidumbre para las inversiones que generan empleos. En el PAN rechazamos la contrarreforma del gobierno porque ahuyenta las inversiones y apuesta a las energías contaminantes”, afirmó Cortés.

 

Este martes 25 de enero comienzan las siete mesas de diálogo entre el gobierno federal y el PAN, donde una de ellas será para tratar sobre la reforma eléctrica. Cortés, adelantó que el PAN irá a estas mesas a proponer soluciones en favor del uso de las energías renovables en México.

Los otros temas a tratar en las mesas de diálogo son:

  • Tolerancia, pluralidad, democracia y Estado de Derecho
  • Economía y empleo
  • Seguridad
  • Salud
  • Reforma electoral
  • Medio ambiente y desarrollo sustentable

There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario