Constituyente CDMX

0
188

Esto es la Reforma Política del Distrito Federal. La Reforma que reinventa a la ciudad y nos pone en la franja de la vanguardia.

La Ciudad de México y sus habitantes estamos a punto de vivir una transformación, que pareciera de forma, pero es de un gran trasfondo.

Nuestra denominación e identidad serán alteradas, mientras que nuestro futuro social y político está a punto de ser plasmado en lo que será nuestra primera Constitución como estado integrante de la Federación.

Esto es la Reforma Política del Distrito Federal. La Reforma que reinventa a la ciudad y nos pone en la franja de la vanguardia para construir un marco normativo de primera línea y nivel mundial. Tenemos, pues, enfrente de nosotros la oportunidad de escribir el inicio de nuestra nueva historia.

-Publicidad-

Una vez que se hiciera la declaratoria de la reforma constitucional en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, y que estamos en el umbral de su formalización en el Diario Oficial de la Federación, la pregunta que todos debemos hacernos, como obligación ciudadana y responsables de nuestro destino, es quiénes serán los responsables de crear la Carta Magna de la Ciudad de México.

Se trata de una Asamblea Constituyente integrada por 100 diputados, que serán elegidos en junio de este año, quienes tienen en sus manos la definición del rumbo que habremos de tomar.

No es una responsabilidad menor y, por el contrario, es de gran envergadura y debe ser asumida con ese mismo compromiso hacia la ciudad y sus habitantes.

Es momento de hacer un exhorto a quienes tienen la responsabilidad de presentar a los candidatos a que dejen de lado la política y tengan altura de miras al proponer perfiles por encima de los partidos.

Candidatos externos, independientes, académicos. Estos son los perfiles que habríamos de esperar —y exigir— a partidos, al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y al presidente Enrique Peña Nieto.

Estos últimos tienen sobre sí la última responsabilidad de postular a los perfiles de mayor calado, renombre, experiencia, pero, sobre todo, credenciales alejadas de las cuotas políticas, de
los cuates.

No son los únicos responsables. Están también los dirigentes de los partidos políticos, quienes deben apostar por los perfiles que mejor garanticen el diseño de la Constitución, y si tiene que recurrir a los candidatos externos, incluso mejor.

Los ciudadanos tienen también su área de oportunidad. Saldrán a las urnas a escoger a 60 de los 100 diputados constituyentes. Tendrán la opción de elegir o rechazar a aquellos candidatos que no cumplan con las expectativas.

Estamos ante la inmejorable oportunidad de redefinir el trayecto; repensemos el proyecto de ciudad que queremos y exijámosla.

Sociedad y gobierno hoy coincidimos, es una aspiración común de oportunidades y definiciones.

Construyamos en conjunto la nueva Ciudad de México. Empecemos con una Asamblea Constituyente apartidista, profesional y, principalmente, ciudadana.

No veamos la Reforma Política del DF como una ventana de cuotas políticas, como sí las ha exigido Morena al demandar espacios de representación que creen que les corresponde.

De ello depende el futuro de la capital y de sus ciudadanos.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí