Compra de refinería en Texas desnuda fracaso de Dos Bocas

0
1202

La estrategia económica de México en el plano de los hidrocarburos no podría ser peor; por un lado, la compra de la refinería de Deer Park, ubicada en Houston, Texas, generó muchas críticas al tratarse de una infraestructura con más de 100 años y con pérdidas económicas, sin embargo, lo peor es que parece sería el plan de salida que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ante el inminente fracaso y sobrecosto de la refinería de Dos Bocas.

De a cuerdo a Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la compra de la refinería de Shell en Texas por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex) vino a confirmar lo que el mismo sector privado ha advertido, que la inversión pública en Dos Bocas no se justifica ya que el monto destinado a esa obra es muy elevado

“La compra de la refinería demuestra lo que muchos hemos dicho”, dijo.

El líder empresarial explicó que en economía se justifica hacer un gasto público para crear ingresos, al ser la inversión la única variable de la demanda agregada que afecta el consumo y la inversión. En el corto plazo afecta el consumo y en el largo plazo va a tener una estructura de capital que dará más bienes y servicios.

-Publicidad-

La refinería de Dos Bocas se tendría que justificar por el impacto de corto plazo y el de largo plazo: en el corto plazo, el impacto sobre Tabasco, que fue el único estado que no bajó el empleo en el 2020, se está dando resultados, pero habrá que ver el de largo plazo.

“Dos Bocas me debió haber costado mil 200 millones de dólares. Si en realidad le estoy gastando 5 o 6 mil, tendría que justificar la diferencia por un impacto en la demanda agregada. Creo que no lo justificas”, expresó al participar como invitado en la reunión del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí