Cabeza fría y corazón caliente

0
147

El jueves de esta semana los panistas tuvimos la oportunidad de disfrutar, sí, es el verbo idóneo para describir lo que en el ánimo de quienes nos reunimos a escuchar el debate entre Javier Corral y Ricardo Anaya, en la sede del Comité Directivo Estatal del PAN, nos dejó, y lo digo, porque fue un sentimiento generalizado, incluso hubo hasta euforia. Lo comparto con ustedes, generosos lectores, porque es posible que les interese, toda vez que la elección que tendremos el próximo 16 de agosto, incidirá en la vida nacional.

Están compitiendo para ocupar la presidencia nacional de Acción Nacional, dos panistas con prendas suficientes para dirigir al partido por los próximos tres años. Son dos personalidades diferentes, con talante y trayectorias distintas, que se han ganado un lugar en la historia contemporánea del PAN. He tenido la oportunidad de convivir con ellos, más con uno que con el otro, pero al final del día su desempeño me da elementos para referirme a ambos.

Le puedo decir que ambos son hombres talentosos, muy estudiosos, y eso lo dejaron bien claro en el debate. Su discurso es fluido y rico, tienen agilidad mental y son de respuesta inmediata e ingeniosa; no es fácil, pero ellos dominan el arte del buen decir. A ambos seguramente usted los habrá escuchado alguna vez.

-Publicidad-

Las intervenciones aguerridas de Javier Corral en el Senado y en el INE encienden ánimos y levantan polémica, es certero en sus expresiones, sus ataques van directos a la yugular, y se pone, como decía mi madre, “de vuelta y media” a sus oponentes. Javier es incendiario, casado con sus convicciones y con sus ideas, no se anda por las ramas a la hora que hay que encarar a sus adversarios. A Javier se le da nadar contra corriente, es más, lo disfruta. Se fija objetivos y no ceja hasta alcanzarlos. Esta elección es todo un reto para su ego. Es el retador en la contienda.

Ricardo es “el joven maravilla” -fue el mote que le puso López Dóriga- dado su desempeño en San Lázaro, porque es en ese escenario en el que despega su meteórica carrera política; ya traía camino andado, pero sin la proyección que le dio la Diputación federal.

Inició como Subcoordinador de Asuntos Económicos del grupo parlamentario, con una intensa actividad en diversas encomiendas para construir la ruta para las reformas estructurales que nos llegaron en avalancha a la 62 Legislatura, empezando por la laboral, vía iniciativa preferente -fue el estreno- enviada por el presidente Felipe Calderón; era el puente con sus homólogos de la bancada priísta. De su tesón y disciplina no me quedan duda. Se le dan el diálogo y la construcción de acuerdos. El discurso de Ricardo es elegante, bien hilado, sin estridencias. Mi amiga Laurita diría que es preciso y conciso. El salto a la dirigencia nacional como pareja de Gustavo Madero en la Secretaría General, no fue obra de la casualidad. El presidente necesitaba un perfil joven, dinámico, novedoso, risueño, con facilidad de palabra y de trato con los demás, que le diera luz a la grisura y listo para ser presidente en funciones para cuando él pidiera licencia y se auto regalara una Diputación plurinominal en el primer lugar de la lista. Y el elegido fue Ricardo. De vuelta a San Lázaro, como Coordinador de la bancada. Fue breve su paso, pero muy ad hoc para lo que seguía.

¿Quién debe ser el presidente del PAN? Eso tendremos que determinarlo los panistas con cabeza fría y corazón caliente. Que votemos en entera libertad y en congruencia con lo que pensamos que conviene al partido, y que lo hagamos todos, legitimará a quien resulte triunfador.

Del ganador espero que tenga la inteligencia de ser incluyente y que no le permita a la soberbia ninguna intromisión. Necesitamos unidad y armonía interior, si logramos esto recuperaremos mucha de la confianza y la credibilidad ciudadanas que fuimos perdiendo cuando se nos olvidó que el poder es transitorio y empezamos a emular conductas y prácticas que antes señalábamos con dedo flamígero como inaceptables. A ver si tenemos los arrestos.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí