Aplausos para el olvido

0
236

Saludos amigos, durante dos semanas estuve sin mi columna en este espacio entrañable que me regala RE-EVOLUCIÓN. La razón es simple: los viernes 25 de diciembre  y 1 de enero se descansó y por ende no hay publicación el sábado, que es cuando esta amiga suya comparte sus reflexiones con quienes hacen favor de leerme. Pero estamos de vuelta, gracias a Dios, con mucha salud, y quiero desearles un año espléndido, pleno de éxitos y realizaciones. Y al punto.

Ayer la noticia fue la recaptura de Joaquín “El Chapo” Guzmán, y seguirá siéndolo por lo menos los próximos días. En nuestro País suele ser así. Y muy ad hoc, así se nos olvida –que dicho sea de paso no tiene nada de extraordinario, dada la enteca memoria que nos caracteriza– la friega de padre y señor mío que nos está arrimando el descontrol económico y financiero de China, no solo por el hundimiento de las bolsas de aquel país, que ha arrastrado a las de todo el mundo, sino por lo que la problemática del país asiático está afectando a la economía mundial.

El comercio mundial se está viendo dañado, China ha reducido drásticamente sus importaciones de petróleo, y esto se convierte en uno de los principales motivos del descenso del precio del crudo, de materias primas y de todo tipo de maquinaria. Y esto vulnera tanto a países emergentes, pero también al primer mundo. Los especialistas apuntan que la caída de la economía china es mucho mayor de la que sus autoridades reconocen. Entre el descenso del precio del petróleo mexicano y la devaluación de nuestro Peso $$$ frente al Dólar, pretender que es pecata minuta y que podemos lidiar con la debacle, como afirma el señor Luis Videgaray, simple y llanamente ratifico que nos está cargando el payaso. ¿Cómo pudieron en el 2011 los electores confiarle el futuro a quien representa lo peor del pasado?

-Publicidad-

Sin desmerecer el trabajo de las autoridades federales que lograron echarle el guante de nueva cuenta al capo que se les “escapó” en sus narices -vía el unto $$$ grosero a los ínclitos sinvergüenzas con los que se pactó su “salida”, porque de gratis no fue-, no puedo dejar de señalar que saben, y muy bien, expandir densas cortinas de humo para desviar la atención del respetable. La noticia es Guzmán Loera, tan tan. 

Sueño -porque soñar se vale- que un día los grandes titulares impresos de los principales informativos mexicanos, y en las cadenas televisoras y en la radio, nos dieran noticias como las siguientes: Que se han reformado las instituciones políticas y judiciales que cargan estructuras clientelares deleznables, y se han establecido equilibrios efectivos para que la insoportable corrupción se eclipse y la democracia deje de ser solo un término utilizado en los discursos campañeros.

Que la separación de poderes deje de ser solo teoría inmersa en nuestra Carta Magna y que el Ejecutivo sienta el peso de un Legislativo que sí represente los intereses de los mexicanos, y no los del Gobierno o los de la élite que controla los grupos parlamentarios.

Que tengamos una legislación que no pueda ser manipulada por jueces indecentes que no tienen empacho en anular la presunción de inocencia al ciudadano de a pie, pero no así a la caterva de corruptos que desde el cargo público han gestado y promovido el cochinero actual que encancera la vida entera de nuestro amado y sufrido País. O ¿cómo se explica usted que un raterillo de poca monta se pudra en la cárcel y los bandidos que roban del erario público a diestra y siniestra gocen de libertad, vivan como marajás y de ribete se den el lujo de anunciar su regreso, como si nada hubiera pasado?

Que se está promoviendo un crecimiento sostenible partiendo de iniciativas que privilegien la no destrucción de la biodiversidad. Que se están implementando estrategias sectoriales que desincentiven el “dumping” humano y el medioambiental, que están puenteando el encuentro entre el productor y el consumidor, reduciendo ineficacias en el plano energético y logístico, y combatiendo la contaminación que se está comiendo el único mundo en el que están los elementos que NECESITAMOS PARA VIVIR. 

Que tenemos ya el cómo reducir el endeudamiento y el gasto suntuario y rateril del primer círculo de políticos vividores del erario público. Que se han tomado medidas para que los servicios sociales sean de primera y para que las pensiones de los jubilados sean tan buenas que les permitan vivir con dignidad. Que la educación de calidad dejará de ser aspiración y que los lideretes de los sindicatos magisteriales se mantendrán al margen del ejercicio de un derecho que es vital para que los pueblos sean prósperos y exitosos en toda la extensión de lo que eso significa.

Esto y mucho más que quisiera compartirle -pero la falta de espacio me lo impide– constituye el informativo que estoy segura nos haría más felices a los mexicanos. La captura de un gánster, al final del día, le abonará algunos puntos a favor al gris desempeño de la administración en turno, pero México necesita mucho, pero mucho más que eso para que la esperanza renazca en el espíritu de un pueblo tan abatido por la corrupción y el cinismo de su clase política.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí