AMLO pide a Jorge Ramos y León Krauze detallen sueldos desproporcionados

0
352
AMLO periodistas
CIUDAD DE MÉXICO, 12ABRIL2019.- El periodista Jorge Ramos, y el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la conferencia de prensa matutina donde discutieron sobre las cifras de homicidios dolosos y de violencia en el país. FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Como parte de la insistente ofensiva contra periodistas opositores, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró su solicitud al periodista Carlos Loret de Mola para que informe a la sociedad cuánto dinero gana, pero como no tiene algún instrumento legal para ventilar esta información confidencial, le solicitó que lo haga “por voluntad propia”.

En su conferencia mañanera de este 21 de febrero, el presidente extendió su ataque contra periodistas opositores, pues hizo la misma petición a los periodistas Jorge Ramos y León Krauze.

“Es cero impunidad para los corruptos, para los políticos corruptos, ese es el cambio esa es la transformación, por eso recuerdo que le estoy pidiendo a Loret de Mola si nos permite publicar la información que tenemos, que nos hicieron llegar ciudadanos para que se conozca cuánto gana y quién le paga.

“O que sea por voluntad propia para transparentar la vida pública. Que también lo haga Jorge Ramos, cuánto gana, quién le paga; el hijo del señor Krauze, León Krauze, los dos trabajan para Televisa y Univisión y ganan muchísimo dinero (…) son sueldos desproporcionados”, reiteró, en una ofensiva que ha sido criticada incluso a nivel internacional, por considerarla una incitación a la sociedad para atacar a periodistas opositores, en un país donde es de alto riesgo ejercer el periodismo.

-Publicidad-

Y agregó a la lista otros nombres como Joaquín López-Dóriga, Carmen Aristegui, una de sus antiguas aliadas de cara a la victoria presidencial de 2018 y Ciro Gómez Leyva.

Sin el embargo, el mandatario federal aseguró que los periodistas son contratados “para defender grupos de intereses creados (…) se les contrata como golpeadores para los movimientos que consideran contrarios a las corporaciones que dominan en México y en el país, que se sentían como los dueños de México” y les aseguró que no hay peligro si transparentan sus ingresos porque “el que nada debe, nada teme”.

“Además para saber cómo está la desigualdad en nuestro país y en el mundo, incluso al interior de los mismos sectores o gremios”, añadió.

El mandatario lamentó que el “Instituto de la Transparencia (Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales)” le prohibiera publicar esta información, aunque el organismo autónomo reiteró que está fuera de su competencia acceder a esta petición y que incluso es anticonstitucional que el presidente lo haga, pues viola el derecho a la privacidad de los ciudadanos.

Pese a ello, López Obrador ha usado esta negativa para iniciar una ofensiva contra el INAI pues considera que “no trabajan mucho” y que son un organismo neoliberal, aunque en realidad, se trata de un obstáculo a su intento de mantener en la opacidad toda la actividad del gobierno sin rendir cuentas a la sociedad.

Finalmente, el presidente reiteró la petición al gobierno de EEUU para que ya no financie a grupos “que actúan abiertamente como opositores de gobiernos, en mi caso, de un gobierno legal y legítimamente constituido, porque es un acto injerencista, de violación a nuestra soberanía”. Aunque él mismo reconoció que no ha tocado el tema con diferentes funcionarios federales con los que ha tenido reuniones en los últimos meses.

No voy a caer en la trampa.- Loret

Por su parte, el periodista Carlos Loret reiteró en su columna de El Universal que no “caerá en la trampa” tendida por el presidente, que busca distraer la atención del escándalo de la Casa Gris y que, al contrario, la prensa tiene que mantener el tema en la discusión nacional.

“No voy a caer en su trampa. Lo que quiere es evadir la rendición de cuentas por la casa de Houston. Lo que quiere es cambiar el tema de la conversación, tratar de que el tema sea el financiamiento de medios de comunicación y periodistas —ya no soy sólo yo, el presidente ya amplió su lista—, cuando lo que está bajo sospecha es el financiamiento de su hijo, y por extensión, el financiamiento oscuro —dinero en efectivo recibido clandestinamente, años sin declarar impuestos— que ha acompañado la vida personal y política de Andrés Manuel López Obrador.

Y agregó: “Hoy se cumplen tres semanas del primer ataque del presidente, de la primera retahíla de insultos contra mi persona a consecuencia del reportaje. Cada día, el presidente ha ido escalando su violencia verbal. Pero la fotografía es diáfana: un presidente que manda investigar a los periodistas que revelaron los escondidos lujos de su hijo José Ramón. Esto es una reacción propia de un gobernante autoritario, no de un demócrata. Y así se ha denunciado incluso por la prensa internacional”.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario