Administrar el sinsentido

0
315

Estoy harto de escuchar por todas partes la gravedad de nuestra situación. Más viniendo de aquellos que teniendo las posibilidades reales de cambiar la historia, de dejar su huella… de trascender, se justifican en el statu quo… en el fracaso de la masa o de la instituciones.

Por supuesto que sabemos que la situación es complicada, pero justo estamos llamados a ser hombre y mujeres de nuestro tiempo, de estas circunstancias y problemáticas. Es estéril continuar con la administración de la lástima y del victimismo. ¿Qué hago yo, hoy, ahora, en mis circunstancias personales para lograr que las cosas sean distintas? ¿Qué dejo a mi estado y a mi país? ¿Respondo con la capacidad y el compromiso que corresponden?

Como se añora la sensatez y la prudencia, cuesta encontrarlas… más el sentido común y la magnanimidad. Hoy todo parece estar desacomodado, fuera de lugar…tan surreal, absurdo crónico… tan vulgar que raya en el sinsentido. Encima nos ofendemos ante la incapacidad de reconocer nuestra propia realidad… nos justificamos una y otra vez hasta hacernos cómplices de nuestras excusas. Cubrimos nuestra mediocridad y nuestra cobardía en una falsa prudencia que disculpa la irresponsabilidad y la inacción. Motivos sobran para la desesperanza, pero los mismos se multiplican para el cambio, para la remontada.

-Publicidad-

Es momento de decidirnos a cambiar de paradigmas ya, de correr el riesgo ciudadano del intento… de rebelarnos a esa idea de supuesta predestinación mexicana hacia el fracaso… de romper esa inercia que nos ha llevado a arrastrar el penoso pero cierto calificativo de la mexicanización… de michoacanización…

Cierto, la historia nos juzgará no solo por nuestras buenas intenciones sino por los resultados concretos y tangibles que logremos. Hoy tan importante ganar como competir. Pero ambos requieren del intento… potencia contra acto… del movimiento. Y del riesgo…de la aversión a conformarse con una zona de confort y de comodidad que rehúye a la posibilidad de trascender y comprender que los problemas de hoy requieren soluciones de fondo, sin medias tintas… todo lo demás es autoengaño- Seguir optando por lo menos malo hoy ya no es opción, es seguir administrando la mediocridad y el sinsentido.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí