UNGASS, sólo el primer paso

0
211

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), el órgano que da seguimiento al cumplimiento de las convenciones internacionales para el control de drogas de la ONU, presentó esta semana su informe anual. De cara a la celebración de la sesión especial de la Asamblea General de la organización sobre el problema mundial de las drogas en abril próximo (UNGASS), el informe ilustra claramente la posición del establishment, pero también la de una gran parte de los países.

Para México y algunos otros países este evento es, probablemente, el más importante de la agenda multilateral de este año, incluso el Senado celebrará audiencias públicas con el fin de contribuir al posicionamiento de México en la UNGASS, pero es importante tener claridad sobre lo que otros piensan, esperan y promueven.

El informe hace énfasis en la salud y el bienestar de la humanidad como objetivos últimos de las convenciones y sostiene que, como parte de la obligación de su cumplimiento, los Estados deben proteger a los ciudadanos de las drogas a través de la prevención y, aunque reconoce que los gobiernos nos están obligados a encarcelar a los consumidores, sugiere el carácter inhibitorio de las penas. Aún no asume el enfoque de protección de Derechos Humanos como parte fundamental de la estrategia, sino que remite este asunto a los instrumentos internacionales específicos, y califica de simplistas las propuestas de legalización de las drogas para usos distintos a los medicinales. La recomendación general es que la UNGASS deberá sólo revisar lo que ha funcionado para que los países lo refuercen siempre en el marco de las convenciones vigentes.

Por otro lado, el informe aporta datos útiles, como el del surgimiento de 600 nuevas sustancias sicoativas de 2014 a 2015, sobre las cuales, sobra decir, los Estados no tienen control. Entre 2013 y 2014, el número de nuevas sustancias sicoactivas fue de poco más de 100. Otro asunto que implica un enorme reto es la venta de drogas ilícitas por internet y redes sociales, así como el de la venta de fármacos de los que se puede abusar y que son recetados y vendidos por ciberfarmacias con poco o nulo control. El informe también destaca una vez más la desigualdad entre algunos países en desarrollo con acceso a medicamentos que contienen sustancias fiscalizadas, principalmente opioides que sirven como analgésicos, y el resto. Tres cuartas partes de la población mundial viven sin acceso a estos medicamentos.

-Publicidad-

Otro aspecto importante del informe es la visibilización de los problemas asociados a las drogas por región, lo cual ayuda a identificar el fenómeno como auténticamente global y no sólo de la región latinoamericana. Si bien nuestro principal problema es el de la violencia y el daño al tejido social, para Estados Unidos y Europa, como primero y segundo mercados de consumidores, el mayor problema es el de salud pública. África Oriental es una zona de cada vez mayor tránsito y en el occidente del continente se fabrican las anfetaminas que son exportadas a Asia, el consumo entre los africanos también se ha incrementado. En cuanto a Asia, la producción, tráfico y uso de metanfetaminas y la presencia cada vez más notoria de organizaciones criminales representa su mayor preocupación.

Si bien la celebración de la sesión especial para revisar los resultados de la estrategia internacional sobre drogas es importante, dada la posición de muchos de que lo que hay es suficiente, México y quienes sufren los graves problemas asociados a las drogas deben proponer e insistir en revisar no sólo la estrategia, sino el mismo marco jurídico que le da origen. La UNGASS deber ser sólo un primer paso.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí