Una propuesta idealista

0
220

Debemos sacar coraje, autoestima y pundonor para denunciar los actos ilegales del funcionario público…

No se hace la historia sin grandeza de espíritu, sin una elevada moral, sin gestos nobles.

                Rosa de Luxemburgo

 

2015 debe ser en México el año de la honradez y el servicio. Hay que fijar en la conciencia de cada ciudadano que la corrupción es un estigma que acarrea desprestigio y condena, no impunidad y ascenso social. Debemos sacar coraje, autoestima y pundonor para denunciar los actos ilegales del funcionario público. Lo mismo los del Presidente con su Casa Blanca, o los del secretario de Hacienda descansando en Malinalco, o los del presidente del PRI coleccionando relojes, o los de Gustavo Madero, mercader profesional, subastando postulaciones a los cargos de elección popular (del PRD mejor ni hablamos) o de los demás partidos arañando su registro, o de los legisladores federales y estatales chantajeando y medrando, o de los gobernadores, entre quienes difícilmente podríamos encontrar alguno honrado, o del Poder Judicial y sus escandalosas absoluciones, o del más modesto burócrata que extorsiona y desvía recursos.

-Publicidad-

Vale la pena intentarlo, asumirlo como tarea cotidiana. Nuestra indignación no debe ser fugaz y estéril, sino constante y constructiva.

La corrupción es un mal de hace siglos, pero nunca se había manifestado en forma tan brutal e ignominiosa. Todos parecen coincidir. La iniciativa privada, en el acto de aniversario de la Canaco, condenó las contribuciones al margen de la ley, discurso al que Peña Nieto no aludió en su respuesta. La Arquidiócesis de México afirmó en su semanario: “La democracia en México está en peligro ante los actos de corrupción que se han convertido en una práctica habitual”.

En el bicentenario de la ejecución de José María Morelos y Pavón, el gobierno ha decretado, más por calendario que por convicción, que este será el año del prócer que se definía a sí mismo como “Siervo de la Nación”. Algo similar dice san Mateo en el Evangelio: “Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean en ellas y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo”.

Admiro a la Iglesia católica, institución de historia milenaria, cuyos dignatarios renuevan su mensaje. Las palabras de los últimos papas iluminan con preparación y convicción a sus seguidores. Desde el siglo V, con san Juan Crisóstomo, patrono de los predicadores, la palabra es la herramienta para fortalecer la fe y la esperanza. Urgente lección política al mundo actual.

México ha enfrentado serios peligros y agresiones del exterior. Hoy la amenaza viene de dentro. Las decadencias en las naciones casi siempre son consecuencia de una descomposición endógena, por eso la necesidad de una mayor cohesión de la sociedad mexicana.

La cultura —y, por lo tanto, la religión, la ética, la política— provee una serie de valores encarnados en hábitos y costumbres que le dan solidez a las instituciones. Fracasaría una sociedad en la que no hubiera acuerdo fundamental sobre el bien y el mal. Por eso hay que defender la honra del pueblo de México. Hoy, en la figura de Morelos, debe reiterarse esa dosis que la política tiene de entrega, apostolado y sacrificio. Rescatar el valor de palabras casi en desuso como virtud, decoro, pudor, decencia, escrúpulos, dignidad. La política requiere el dominio de muchas disciplinas y de la práctica de muchas virtudes, una de ellas es imprescindible: la honradez. Sin ella, deja de ser política y se asemeja más a la delincuencia organizada.

En un año electoral, la ciudadanía debe aguzar sus sentidos para condenar lo que no sea auténtico y, sobre todo, ante el más mínimo asomo de deshonestidad, negar el voto. En resumen, honradez, espíritu de servicio, comunicación diáfana son los principios a exigir con el mayor rigor en este año clave para México.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí