Un Puñado de Crisis Mexicanas y…la Política

0
1102

* Sensación de que el Sexenio Concluyó

* De Remate: los Partidos en Transición

La crisis por la que atraviesa el país, (además de la económica, de seguridad e impunidad) es la política. Cobra especial relevancia porque esta actividad es la única que puede fincar esperanzas para dar salida a los grandes problemas, sin embargo, el deterioro es mayúsculo y, por lo mismo, también existe crisis de confianza y credibilidad.

El hartazgo social se manifiesta de diversas formas, una de ellas, por demás visible, se aprecia en la desaprobación de la administración, pues aún no llegamos al tercer informe de la actual y ya tenemos la sensación de que el sexenio se acabó. Las especulaciones están al orden del día, todo mundo habla sobre la sucesión presidencial y los posibles candidatos, lo que pone en evidencia el sentir generalizado de que este mandato ya concluyó: simplemente es cuestión de tiempo y lo deseable es un cambio lo más pronto posible.

En los países democráticos son las oposiciones quienes hacen una función de contrapeso para propiciar los necesarios equilibrios, sin embargo aquí, en México, prácticamente todos los partidos políticos, digamos las principales fuerzas, están pasando por etapas de transición, incluyendo al propio PRI, aunque con menos exposición mediática y gran disciplina.

-Publicidad-

El PAN se consolidó como la segunda fuerza política del país y se encuentra, en estos momentos, en una contienda interna para la renovación de su dirigencia nacional. No obstante, atraviesa por una etapa crucial, en tanto que se alinean dificultades internas que debe resolver, como responsabilidades en su calidad de oposición que está obligado a atender.

En cuanto a las primeras, nos preguntamos: ¿puede superar sus dificultades internas y ser un partido atractivo para los ciudadanos? Si no lo logra, será víctima de inanición, por el contrario, si es capaz de propiciar una regeneración, fortalecer su identidad e impulsar liderazgos sociales, romper inercias y defender las causas ciudadanas, se pondrá nuevamente en el camino presidencial.

Ese es el reto y el dilema que enfrenta, no es otra contienda interna más, en estos momentos implica un parteaguas, cuyas características tienen y tendrán efectos, tanto hacia adentro como fuera del partido, por tal motivo, ha despertado un interés importante, con un buen número de espectadores al pendiente de lo que ocurre. El debate interno nutre, fortalece y da vitalidad, Acción Nacional le ha apostado a su unidad interna con base en su doctrina, sus ideas y su lucha cívica, y no a una férrea e incondicional disciplina.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí