Un cambio de rumbo para volver a creer

0
172

 

A dos años del inicio de la actual Administración, México enfrenta graves problemas en materia de economía, seguridad, endeudamiento, combate a la corrupción y transparencia. Aumentan el secuestro y la extorsión; la sociedad está indignada por la desaparición de 43 jóvenes desde hace más de 2 meses; la reforma fiscal tiene estancada a la economía que sólo está creciendo la mitad de lo que crecía hace dos años; la deuda pública en 2015 será la más alta de los últimos 20 años; la corrupción aumenta y la transparencia disminuye.

De todos, la corrupción es el principal lastre de México. Este problema le cuesta anualmente a nuestro país 9 puntos del PIB. Hemos puesto sobre la mesa una solución integral, bien sustentada. No dejaremos de insistir en la inaplazable necesidad de que se apruebe el Sistema Nacional Anticorrupción. Sabemos que en esta materia, los compromisos deben conjugarse en primera persona: la pregunta no es qué estoy dispuesto a imponer a los demás, sino qué estoy dispuesto a hacer yo.

-Publicidad-

Frente a las expectativas defraudadas, por la falta de eficacia para abordar nuestros problemas de seguridad, de economía, de combate a la corrupción; frente al dolor y la frustración que han sacado a los mexicanos a la calle, el PAN sostiene que es impostergable un cambio de rumbo.

Un cambio de rumbo que devuelva la paz y la tranquilidad a las familias de los normalistas desaparecidos y a todas las familias de México.
Un cambio de rumbo que nos vuelva a la vía del crecimiento económico; que detenga el endeudamiento y repare los errores de una reforma fiscal equivocada.
Un cambio de rumbo que parta del Sistema Nacional Anticorrupción para limpiar la casa, acabando con la impunidad.
Un cambio de rumbo que respete la autonomía municipal y el pacto federal, que inspire un ejercicio serio de autocrítica del que deriven soluciones serias y efectivas.
Un cambio de rumbo que cierre el abismo que se ha abierto entre Gobierno y ciudadanos.
Un cambio de rumbo que deseche el acartonamiento, las soluciones cosméticas, las medidas superficiales y efectistas y ponga en el centro de la agenda nacional las verdaderas necesidades de la gente.

Sabemos lo que la ciudadanía espera de nosotros: actitudes constructivas, crítica aguda ante las desviaciones del gobierno, soluciones viables y conducta ejemplar.

Es tiempo de reconocer la gravedad de la crisis por la que atravesamos y de darle a México razones para volver a creer.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí