Tren Maya: símbolo de improvisación y corrupción

0
671

El Tren Maya es un proyecto que conforme avanza, no deja de sorprender la evidente falta de planeación, el mal manejo de los recursos públicos y la destrucción al ecosistema sin que haya sanción alguna a los involucrados.

El nuevo cambio del trazo de esta obra insignia del gobierno federal, no es nuevo.

Pero resulta grave debido al avance de la obra de construcción del viaducto elevado.

Además del dispendio de recursos en forma inútil, se cometió un lamentable ecocidio en la zona de Cancún-Playa del Carmen, 20 mil árboles talados y 478 millones de pesos a la basura.

-Publicidad-

De acuerdo a información del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), fueron siete mil árboles trasplantados y 14 mil talados.

Así como 478 millones de pesos invertidos en el tramo referido.

Desde sus inicios en el 2019 para la construcción de este proyecto, los recursos tienen un manejo desordenado, desaseado y con falta de planeación.

Sin embargo, este año se premia al proyecto con un aumento en su presupuesto prácticamente del doble del que tenía en el 2021, es decir, de 62 mil 942 millones de pesos.

Esto resulta injustificado y desproporcionado si se toma en cuenta que, según reportes de Fonatur, el avance físico de este proyecto ronda apenas hacia el 20% de avances.

Según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, al 3er Trimestre del 2021, esta obra haejercido 23 mil 866 millones de pesos, lo que representa un 64% del presupuesto aprobado para el 2021.

Este proyecto tiene programado un costo total de 161 mil 356 millones de pesos, de los cuales, únicamente llevan ejercidos un 19%.

Además, el Tren Maya contraviene las disposiciones normativas en materia de Áreas Naturales Protegidas puesto que el trazo atraviesa por cuatro de ellas.

Otra consecuencia a la que seguramente se enfrentarán las comunidades y pueblos originarios que habitan esas tierras será la escasez de agua producto de la deforestación.

Al respecto el Fonatur no ha señalado las medidas de mitigación que tienen contempladas para hacerle frente a estas afectaciones.

Los responsables de estas malas decisiones deben de afrontar las consecuencias, para que de esta manera se desprendan las responsabilidades administrativas y en su caso penales.

Por ello, la Secretaría de la Función Pública debe iniciar una revisión de las contrataciones para la obra y los tiempos de entrega.

Así como revisar en conjunto con las autoridades ambientales los impactos de la deforestación de 20 mil árboles

La necedad de continuar con un proyecto altamente costoso, sin impacto positivo en los recursos naturales, sin un claro impacto social, dejan diversas interrogantes.

Sobre todo lo anterior, se deja al descubierto que el Tren Maya carga consigo una larga historia de irregularidades, dispendio y corrupción. Al tiempo.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario