Sobre las calumnias y el INE

0
195

Cuando alguien hace una campaña para responder a su rival está reconociendo su derrota de antemano.

Desde hace varios días surgió la duda y sobre todo el problema: Se puede bajar un comercial de la tele o del radio si calumnia a alguien pero parece que el INE no ha entendido o no ha ejercido bien la norma.

Para empezar, calumniar quiere decir: “atribuir a alguien falsamente y con malicia, palabras, actos o intenciones deshonrosos”; ahora, la propaganda que ha sido prohibida por el INE fue inicialmente la campaña del PAN en donde en primer lugar se hablaba de los relojes del presidente del PRI y en segundo lugar de los departamentos de Montiel (exgobernador del Estado de México). Ninguno de los dos ejemplos son calumnias ya que tanto los relojes como los departamentos son bienes comprobados y ostentados por sus dueños.

El PRI respondió al PAN con una campaña bastante agresiva y en espejo que atacaba al gobernador de Sonora y al excoordinador de los diputados federales de corruptos pero para que eso no sean calumnias tuvieron que ser comprobadas. Pueden decir que se les acusó de corrupción pero en el caso del diputado Luis Alberto Villarreal fue exonerado por la PGR del tema porque no hay pruebas de dichos actos de corrupción y en el caso del gobernador de Sonora de haber sido comprobado dicho ataque pudo ser incluso desaforado pero evidentemente no pasó.

-Publicidad-

La situación deja varias reflexiones en el tintero:

  • En primer lugar se pone en tela de juicio la imparcialidad del INE porque es evidente en este y otros fallos que no es totalmente imparcial y eso puede tener un precio mayor a la democracia que hemos construido los mexicanos a pesar de las resistencias del PRI. Basta recordar las batallas dadas por Heberto Castillo, por el mismo Luis Donaldo Colosio o por Carlos Castillo Peraza para saber que la democracia no se logró de la noche a la mañana y fueron generaciones de lucha y miles de vidas perdidas en lograrla.
  • En segundo lugar sería justo preguntar por qué una acusación sin fundamentos se puede lanzar al aire y la acusaciones probadas son censuradas; aquí no sólo es un ataque a la democracia y a la imparcialidad del INE, es un ataque a la libertad de expresión y a la verdad.
  • A partir de todo esto podemos inducir que si se habla de la “casa blanca” que es propiedad probada de la primera dama y de la “casa de Malinalco” que es propiedad de Luis Videgaray serán censurados los mensajes, pero si se habla de cualquier calumnia contra alguien que no sea del PRI va a ser aceptado. Eso sin ahondar en que las dos casas fueron vendidas a “precio especial” por un contratista del gobierno.
  • Por otro lado y no por ello menos importante es necesario hacer una reflexión sobre la campaña del PRI que responde a la campaña del PAN en forma y fondo (hasta usan la frase “¿a poco no?” en burla). Cuando alguien hace una campaña para responder a su rival está reconociendo su derrota de antemano, no es la primera vez que vemos casos así, baste recordar que cuando Peña Nieto ganó la gubernatura del Estado de México fue contra un señor llamado Rubén Mendoza que su campaña tenía de slogan “soy feo pero sé gobernar”.

En fin, las campañas van comenzando y el INE de Lorenzo Córdoba no ha sido precisamente una institución ejemplar como lo fue el IFE de José Woldenberg y la democracia mexicana no está para errores tan evidentes.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí