Semarnat aparece para reiterar críticas de AMLO contra Julia Carabias

0
758
Julia Carabias
La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) confirmó las acusaciones realizadas por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, contra la extitular de esa dependencia, Julia Carabias, del daño ambiental causado en Quintana Roo, por haber otorgado en el año 2000 un permiso para actividades mineras por debajo del manto freático, “lo que permitió el aprovechamiento de siete hectáreas anuales de roca caliza”.La acusación surgió luego que la investigadora protestara por los señalamientos del presidente en su contra, en su conferencia matutina del 1 de febrero, La Semarnat asegura que esta autorización data del último día del sexenio del expresidente Ernesto Zedillo y de Carabias al frente de esa dependencia.La dependencia federal asegura que la entonces Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnap) tiene una responsabilidad ineludible en el impacto ambiental en la región, por lo que es “resulta incongruente” que la ambientalista asegure que “vela por la protección de los recursos naturales a través de condicionantes a una actividad cuyo desarrollo es irreparable en términos ambientales”.La Semarnat reiteró que la minería debajo del manto freático representa la pérdida definitiva e irrecuperable del subsuelo, afectaciones a los acuíferos y a los ecosistemas, entre otros elementos que, aunados a los impactos previos en la superficie por la minería a cielo abierto que destruyó la flora y la fauna, han representado un daño insalvable a la zona.Por ello, el Estado mexicano hace frente a un arbitraje internacional “para detener estas prácticas que ponen en riesgo el patrimonio natural de las y los mexicanos y atentan contra el derecho a un medio ambiente sano para estas y las futuras generaciones”.Por su parte, Julia Carabias argumentó que la Semarnap, en su momento actuó conforme a la ley vigente, que la autorización fue legal y se ajustó al conocimiento y las evidencias entonces disponibles, “en un sitio y para un proyecto que ya se realizaba ahí desde los años 80 y que contaba con autorizaciones previas del gobierno de Quintana Roo”.Carabias asegura que “la manera como el presidente cuenta la historia es una burda y acomodada simplificación de los hechos, y el comunicado de prensa Núm. 006/22 emitido por la Semarnat el 3 de febrero contribuye a la confusión y desinformación”.
There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí