Reconfiguración de fuerzas (parte II)

0
872

 

Como platicábamos las semana pasada, los crecientes conflictos en Europa del Este y Asia siguen azotando al mundo. Hoy nos concentramos en el desconcertante conflicto que crece en Irak y Siria, territorios que siguen amenazados por la ocupación del Estado Islámico (ISIS).

Y es que actualmente millones de iraquíes (aproximadamente 1.2 millones) han tenido que abandonar sus hogares debido a las medidas extremistas a las que recurre este grupo para ganar poder económico y territorial. Este grupo, cada vez más radicalizado, se caracteriza por sus ejecuciones y crucifixiones públicas. Actualmente controla gran parte del país ignorando las fronteras internacionales y asegurando su presencia desde la costa mediterránea de Siria hasta Bagdad.

-Publicidad-

Desde principios de este año, cuando Al-Qaeda renuncia a sus vínculos con ISIS, sus actos barbáricos se recrudecieron comenzando con el secuestro de 140 niños kurdos para adoctrinarlos bajo sus principios radicales, hasta la declaración de desaparición de fronteras y la toma de campos petroleros clave. Sin embargo, fue a partir de que Estados Unidos decidiera, a finales de junio de este año, mandar 300 soldados adicionales a Irak, que los yihadistas comenzaron a enviar mensajes directos a Barack Obama.

La decisión de Obama de intervenir en el conflicto y auxiliar a las autoridades iraquíes derivó en el envío de dos aviones de guerra F/A-18 para bombardear la artillería de extremistas islámicos sunitas en Irak. Esto, a su vez, provocaría una respuesta que dejaría perplejo al mundo, y haría a Barack Obama jurar no olvidar, hacer justicia y ejecutar un plan de acción de gran alcance, el asesinato de dos periodistas estadunidenses y hace unos días el de un ciudadano británico.

Las decapitaciones de James Foley, Steven Sotloff y David Heines han cambiado por completo el contexto de este enfrentamiento abierto entre el ISIS y Estados Unidos. Hoy, América del Norte y su fiel aliado, el Reino Unido, se enfrentan a la difícil decisión de continuar con su estrategia o posiblemente regresar a la estrategia emprendida por otros presidentes de Estados Unidos.

Hasta el momento la posición de Estados Unidos no ha brindado ninguna solución concreta al barbarismo que se vive en Irak y Siria bajo el liderazgo del ISIS y, a pesar de que existe una clara intención de frenar al grupo yihadista, el gobierno estadunidense ha insistido en marcar una diferencia con las medidas que anteriormente se llevaban a cabo dentro del mismo Irak y otros países como Afganistán.

Este conflicto internacional sigue escalando a la par del conflicto entre Rusia y Ucrania y la tensa calma que se vive entre Palestina e Israel, todo esto sin que las potencias involucradas tomen una decisión clara. Hoy más que nunca la guardia no debe bajar, hoy más que nunca se requieren  acuerdos y acciones definitivas que protejan a la humanidad. Más allá de la retórica y el discurso mediador, el mundo —todo el mundo— requiere de acuerdos claros, seguidos de acciones concretas que terminen con la ambición de ciertos grupos de extender su soberanía a territorios que no les corresponden.

Las medidas que hoy necesitan estos conflictos internacionales deben estar por encima de cualquier ambición y egoísmo. Las condiciones que hasta ahora han existido han permitido que grupos como ISIS sigan perpetrando la paz del mundo, por lo que es necesario replantear los equilibrios —tal vez incluso la reconfiguración de las fuerzas de Europa del Este— y eliminar las debilidades que han abierto un vacío de autoridad y han alimentado la sed de poder de muchos otros.

Al margen: Primera semana de clases. Una niña de cuatro años va al baño mientras su grupo está en el patio. Al regresar a su salón su maestra incita a los niños a cantarle una canción para que aprenda que tiene que pedir permiso y, como castigo, le quitan su lunch. No conforme, su maestra le dice que en esa escuela los ganadores se quedan y los perdedores se van. Ojo a los directivos del Colegio Moderno Americano, esto, aquí y en China, es BULLYING de un adulto a una niña de cuatro años.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí