Punto de Quiebre

0
124

El país está pasando por una etapa crítica que raya en la incertidumbre, sin aterrizar un diseño de políticas públicas moderno. Desde hace más de dos décadas se ha venido caminando para trasladar un sistema autoritario «presidencialista», a uno de equilibrio de poderes, denominado «presidencial», bajo reglas democráticas y con instituciones sólidas, razón por la cual se habla del proceso de transición con el objetivo de aterrizar en la consolidación democrática.

Al arribo de la alternancia con Fox, se pensó que el desmantelamiento del viejo sistema era un hecho, sin embargo, prefirió la estabilidad y apostó por la gobernabilidad, poniendo especial énfasis en la parte económica.

Los gobernadores, particularmente los del PRI, cerraron filas y formaron la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), con la intención de evitar cualquier intento de restarles poder, considerándose los herederos del sistema y por lo tanto responsables para conservarlo a como diera lugar, trasladando el esquema presidencialista a los Estados.

-Publicidad-

La llegada de Calderón fue bajo condiciones muy tensas. Los márgenes que le dieron el triunfo fueron muy cerrados, ocasionando fricciones con la izquierda aunado a una creciente inseguridad derivado de un cambio en el actuar de la delincuencia organizada, con autoridades rebasadas y muchas de ellas cómplices del crimen, circunstancia que lo obligó prácticamente a combatir el problema haciendo uso de las fuerzas armadas.

En este rubro se quedó en solitario, pues los gobernadores no lo acompañaron.

En la cuestión económica, demostró ser eficaz y aunque tuvo dificultades serias derivadas por factores externos, supo sortear con gran habilidad la situación y paliar el temporal.

No tuvo mayoría en el Congreso y la oposición se resistió a colaborar. Se aprobaron algunas reformas constitucionales, sin embargo, regatearon las secundarias indispensables para llevarlas a la práctica, como ejemplo la Ley de Lavado de Dinero, fundamental para combatir las estructuras financieras del crimen organizado.

El presidente Peña Nieto llega en circunstancias diferentes, bajo un clima de reconocimiento como el que obtuvo la mayoría de los sufragios y, junto con sus aliados del Partido Verde, prácticamente tiene una mayoría en ambas Cámaras, posición que le permite gobernabilidad y sacar adelante las reformas legales.

No obstante lo anterior, su popularidad se ha localizado en bajos niveles, especialmente por un sentimiento de desconfianza que permea en la ciudadanía. Esta última parte se ha robustecido por una serie de acciones cuyos efectos nos señalan que el país se encuentra en una situación de riesgo.

Se ha generado un ambiente peculiar por decir lo menos, se percibe una insatisfacción social, probablemente engendrada desde hace años, que puede derivar en fuertes rencores y provocar lucha de clases.

Este año estaremos en elecciones intermedias y podemos afirmar que el proceso ya inició.

Se elige la Cámara de Diputados, nueve gubernaturas y un buen número de Ayuntamientos. Lo anterior, nos conduce a la realineación después del proceso electoral, que será un punto de quiebre en el rumbo que tome el país.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí