Peña Nieto también es responsable de lo la tragedia de Iguala

0
117

Intervención del senador Javier Corral Jurado, al participar en la discusión de un dictamen de la Comisión de Gobernación por el que no procede declarar la desaparición de poderes en Guerrero.

 

Compañeras y compañeros.

Nosotros nos apartamos de la argumentación y de la explicación que acaba de realizar el senador Omar Fayad, entre otras cosas, porque nada de eso contiene el proyecto de dictamen.

-Publicidad-

El proyecto de dictamen deja sin efecto la solicitud del Grupo Parlamentario del PAN de desaparición de poderes en Guerrero, entre otras cosas, porque a la solicitud de desaparición de poderes sobrevino la renuncia del Gobernador del Estado, Ángel Aguirre.

No entramos a una valoración. Si ustedes revisan en su escaño el texto y los considerando del dictamen, en ningún momento se hace las valoraciones que aquí se han realizado.

Se deja, simple y sencillamente, sin efecto, porque la figura de la desaparición de poderes es una figura mucho más allá de estas valoraciones políticas, y tiene que ver, en efecto, con una investigación acuciosa que debe realizar el Senado de la República, insisto, en el campo de los hechos para confirmar, no si están en un escritorio sentados jueces, magistrados estatales, o el gobernador despacha en Palacio Estatal, o el Congreso se reúne en el Pleno, sino el desempeño de esas funciones realmente constituyen un ejercicio constitucional apegado a la ley, si cumplen las funciones de la Constitución del Estado de Guerrero, si sirven al interés público.

La desaparición de poderes es una figura mucho más allá de ir a comprobar que efectivamente hay un Congreso, hay un Poder Judicial y había un Gobernador del Estado.Nosotros vamos a votar a favor del dictamen por la simple y sencilla razón de que el dictamen señala que ha quedado sin materia. No porque hayamos entrado a la valoración.Creemos que la renuncia de Aguirre puede mejorar las condiciones de gobernabilidad en el Estado de Guerrero, que sin duda puede propiciar el restablecimiento, si podemos lograrlo, de un vínculo de mayor confianza entre los ciudadanos del Estado de Guerrero y sus autoridades. Pero no porque creamos que el tema de Guerrero es un tema que se soluciona con la renuncia de Aguirre.

Si somos absolutamente congruentes con nuestro régimen jurídico, el responsable constitucional, legal, político y administrativo de lo que sucede en Guerrero es el Presidente de la República, aunque él haya, inicialmente, tratado de desviar la atención hacia lo local, tratando de echar la responsabilidad en lo local, concentrando toda la estrategia discursiva en lo local.

¿O ya no se acuerdan que ese fue el primer lance del Presidente Peña Nieto, cuando salió a leer un mensaje de tele pronter frente a la crisis de Iguala, que fue lo primero que trató de hacer, y luego que toda la estrategia política mediática ha estado conducida a hacer creer que en Guerrero, en lo local, en el municipio, en el Gobierno del Estado están las responsabilidades? ¡No!La Constitución, las leyes, el sistema de seguridad, la seguridad nacional, la seguridad interior es responsabilidad del Presidente de la República.

Y aquí todo lo que se ha tratado de esconder o de evitar es ese señalamiento. Cuando en realidad, desde el principio estábamos claros de que se trataba de delitos del fuero federal, delitos del orden federal.

El caso concreto de la asociación del alcalde con la delincuencia organizada, anticipaba al Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, por uno de los dirigentes del PRD, un año antes, y esa omisión, y esa responsabilidad, esa vista gorda del ministerio público que de haber actuado pudo haber evitado la tragedia de Iguala, pero eso no se dice porque todo está encausado a liberar de responsabilidad al que hace apenas unas semanas y meses aparecía en las revistas norteamericanas como "El Salvador de México" y que hoy vive una de las principales crisis de derechos humanos que se hayan dado en nuestro país.

Ahí está el caso de Tlatlaya, los fusilamientos a manos de militares.

¿También es responsabilidad sólo local?Nosotros no creemos en estas valoraciones que aquí se han hecho. Ese no es el acuerdo al que nosotros llegamos en las Comisiones Unidas.

Nosotros vamos a votar este dictamen porque quedó sin materia… (Sigue 29ª parte)… ese no es el acuerdo al que nosotros llegamos en las comisiones unidas.
 
Nosotros vamos a votar este dictamen, porque quedó sin materia; porque el tema de Iguala y de Guerrero en general y del país, que no solamente es Guerrero, que es Tamaulipas, que es Nuevo León, los casos de Michoacán, la reencendida ola de violencia en el país, ese tema es una responsabilidad federal.
 
Hay un conjunto de incompetencias y complicidades criminales, en varias dependencias de la Federación, particularmente la Procuraduría General de la República.Ahí está la omisión. Confesada por el propio licenciado Jesús Murillo Karam, quien aceptó haber recibido información, pero no actuaron.
 
Con el tema éste, se quiso solamente distraer la atención. Ese es el tema fundamental.Por eso nosotros, rechazamos los términos, aquí señalados, y nos quedamos con los términos estrictos del dictamen.
 
Nunca se entró en valoración alguna. Porque había que entrar, en términos de responsabilidad, en una descripción mucho más amplia.No vamos a caer en esa dinámica, y por lo tanto, no aceptamos que el dictamen dice todo, lo que aquí se acaba de expresar.
 
Por su atención, muchas gracias.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí