Operan senadores a favor de televisoras

0
141

El Presidente del Senado, Roberto Gil, y su correligionario panista, Javier Lozano, impulsaron la reforma legal para eximir del apagón analógico a las estaciones de televisión de baja potencia.
La discusión de la iniciativa en la Comisión de Comunicaciones y Transportes, que preside Lozano, se tornó ríspida y hubo gritos y acusaciones entre promoventes y opositores al proyecto.

Senadores del PRD y el panista Javier Corral denunciaron que la reforma, presentada el martes por Gil, busca que las grandes televisoras libren el pago de multas millonarias por no haber actualizado el equipo de sus estaciones complementarias -ubicadas en comunidades alejadas- para avanzar a la televisión digital terrestre.

“Es para librar al duopolio de la televisión de pagar una multa multimillonaria que puede ir de 300 a 400 millones de pesos”, acusó Corral.

-Publicidad-

“Aquí está de por medio el duopolio televisivo, el que da las instrucciones”, recriminó la vicecoordinadora del PRD, Dolores Padierna.

Los reclamos evitaron que la iniciativa se aprobara en la comisión que preside Lozano y que se incluyera a la de RTC, que encabeza el perredista Zoé Robledo, para que se dictamine en conjunto el lunes.

Tras la reunión, Gil defendió su propuesta y negó beneficiar al duopolio televisivo.

El panista aseguró que la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión pretende beneficiar a las estaciones comunitarias, indígenas, sociales y educativas.

De no aprobarse los cambios, alertó, las televisoras públicas estarían en riesgo de perder su concesión, pues no están en condiciones de avanzar hacia la Televisión Digital Terrestre (TDT).

“No se plantea simplemente que se les prorrogue la señal, sino que se apague durante el tiempo necesario para que hagan las inversiones, y cuando estén listos, se prendan”, señaló, tras recordar que el nuevo plazo para actualizarse vencería hasta el 31 de diciembre de 2016.

Su iniciativa, expuso, intenta subsanar el hecho de que 76 por ciento de la televisión pública no ha logrado las inversiones necesarias para cambiar el transmisor.

“Los programas de inversión del Estado mexicano fracasaron, pues no se le pudo dar a las televisoras y a las concesiones públicas las condiciones de inversión.

“No lo hicimos a tiempo y hay que reconocerlo, por eso el 76 por ciento de las televisiones públicas están en riesgo de perder las concesiones”, planteó.

La reforma, agregó, también busca garantizar que las poblaciones más marginadas del País no se queden sin el servicio de televisión, ante la llegada del apagón analógico, programado para diciembre de este año.

Detalló que hay comunidades como Guerrero Negro, en Baja California Sur; Copainalá, en Chiapas, y Loma Bonita, en Oaxaca, que reciben señal a través de estaciones complementarias y que, a partir del apagón, quedarían sin cobertura.

“Se trata de las familias que están bajo cobertura en zonas de sombra o mejor dicho, con estaciones complementarias”.

Gil también respondió a los cuestionamientos de senadores del PRD, quienes criticaron que la reforma solo haya sido turnada a las comisiones de Comunicaciones y Estudios Legislativos, y no a la de Radio y Televisión.

“No hay mano negra ni mala intención. No hay trámite subrepticio”, aseveró.

Por la tarde, la oficina de Lozano distribuyó una carta de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) en la que rechaza que la reforma beneficie a las televisoras privadas.

Minutos después, la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) acusó a Gil de eximir a las estaciones de baja potencia, propiedad de las dos grandes televisoras, de transmitir en el nuevo sistema digital.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí