Nos decían que era imposible: Jorge Luis Preciado

0
121

Discurso del Senador Jorge Luis Preciado en la XVIII Asamblea Nacional Extraordinaria del PAN

¡Arriba Colima!

Iniciamos una campaña en el mes de febrero con 26 puntos abajo en la intención de voto.

Nos decían que era imposible ganarle al PRI y en tan sólo tres meses le ganamos la mayoría del Congreso del Estado, le ganamos la mayoría de las alcaldías y les ganamos la gubernatura del estado de Colima, pero usaron muchas artimañas, llevaron a votar a los muertos, llevaron a votar a la gente que vive en los Estados Unidos y apareció votando ese día, utilizaron todos los recursos del estado, desde la SEDESCOL hasta la Procuraduría del Estado, deteniendo a militantes del PAN para que no hicieran campaña en favor de Acción Nacional.

-Publicidad-

Pudimos demostrarle a la Sala Superior que era viable una segunda anulación, porque ya la habíamos anulado en el año 2003.

Con el apoyo del Comité Ejecutivo Nacional, de Ricardo Anaya, de Santiago Creel, de Margarita Zavala, por supuesto de mi amigo Roberto Gil, por supuesto de Germán Martínez y muchos otros más, logramos convencer a la Sala Superior que esa elección tendría que anularse y tendría que repetirse.

En Colima nos decían que eso era imposible, que no lo íbamos a lograr y la palabra “imposible”, amigos asambleístas, es una palabra que yo he escuchado toda mi vida.

Toda mi vida he tenido esa palabra aquí en mi mente, a mí me decían que era imposible cruzar a los Estados Unidos cuando cumplí los siete años de edad.

De la mano de mi madre caminamos 39 horas por el desierto y llegamos a los Estados Unidos y lo imposible lo hicimos posible.

Cuando cumplí los 20 años de edad y se me acabó el dinero para ir a la Universidad y mantener a mis hijos, me tuve que volver a ir a los Estados Unidos a trabajar de ilegal y me decían que era imposible cruzar la frontera de Nogales, Sonora.

En la cajuela de un carro, respirando por un agujero del tamaño de una moneda de 10 pesos, en desierto de Arizona a 48 grados, 12 horas en esa cajuela y llegué de Nogales a Tucson y de Tucson hasta Phoenix y lo imposible lo hicimos posible.

Y luego me decían que no podía vivir en los Estados Unidos si no hablaba inglés y no tenía trabajo, me eché 22 días viviendo debajo de un puente en la ciudad de Reno, Nevada, comiendo lo que encontraba en la basura y recogiendo latas para comprar algo de comer. Y sobreviví, y lo imposible lo hicimos posible.

De ahí vengo yo, yo vengo de esa cultura, la gente dice que vengo desde abajo, yo les digo que vengo desde la ultratumba, porque lo imposible lo hacemos posible, porque yo salí de haber cruzado aquel desierto para después ser diputado local, yo salí de aquella cajuela del desierto de Arizona para ser senador de la República.

Hoy les digo, mis amigos, que yo vengo de haber vivido debajo de un puente en la Ciudad de Reno, Nevada, como pordiosero para ser el próximo gobernador del estado.

Hay mucha gente a la que le tengo que agradecer esta anulación, por supuesto al Presidente del Comité Ejecutivo Nacional, don Ricardo Anaya.

Muchísimas gracias, Ricardo.

Pero esto apenas empieza, estamos en una elección interna que va a confirmar mi candidatura el próximo 1 de diciembre, pero a partir del día 10 yo quiero no estar solo en Colima.

Así como me lo han ofrecido en lo personal cada uno de ustedes los queremos ver en el arranque de campaña del 10 de diciembre.

Vamos a hacer campaña el 12 de diciembre, en Navidad y en Año Nuevo, porque éste va a ser el primer triunfo con el que inicie Acción Nacional el próximo 17 de enero.

Va a ser el primer triunfo de esta dirigencia nacional, va a ser el primer triunfo de los 12 que vamos a tener el próximo año en 12 elecciones de gobernador.

Este va a ser el primer triunfo y va a ser el triunfo de aquellos que como yo, hace 22 años que nos afiliamos al PAN, aquellos que como yo iniciamos repartiendo volantes y tocando puertas, aquellos que como yo venimos de la cultura del esfuerzo y no del privilegio.

Venimos desde abajo para ganar esta elección, la quiero ganar por mi estado, la quiero ganar por mis hijos, la quiero ganar por Acción Nacional, la quiero ganar por este país.

Y quiero decirles una cosa, los necesito a todos y todas ustedes, quiero comprometer al ex Presidente Felipe Calderón para que me acompañe en el arranque de campaña.

Quiero pedirle a Margarita Zavala que me acompañe en todo el proceso.

Y quiero pedirle formalmente a Ricardo Anaya que sea mi coordinador de campaña, que se vaya a vivir a Colima, que se aviente los 35 días de la elección, que se vea que Colima es una prioridad para el Partido Acción Nacional.

Necesito que Ricardo Anaya esté allá, porque los mapaches llegaron ya, en una semana han ido cinco Secretarios de Estado a Colima, ya fue el de SAGARPA a repartir apoyos, ya fue la SEDATU a repartir apoyos, ya fue la SEDESOL, hasta el Secretario de Gobernación anda volanteando en las colonias en mi estado.

El Presidente Peña Nieto por ningún motivo quiere que ganemos Colima, como por ningún motivo quería que le anuláramos la elección.

Están enojados y tienen miedo, porque les vamos a ganar, todas las encuestas que hemos levantado nos reflejan entre 10 y 14 puntos arriba.

Por eso todo el PRI nacional se está yendo a Colima a hacer sus mapacherías y quiero que les contestemos de la misma forma, que todo el panismo nacional se vaya a Colima a hacer la campaña del siglo, porque vamos a ganar.

Miren, no faltan esas voces que dicen que va a estar difícil, que porque es la primera elección de Manlio Fabio, pues si ya le ganamos en Baja California.

Dicen que va a estar difícil porque el Presidente Peña Nieto tiene a su candidato chiqueado, José Ignacio Peralta Sánchez, compitiendo en Colima.

Dicen que va a estar difícil porque el PRI anda muy enojado porque le anulamos la elección, inclusive algunos me dicen que es un enemigo muy grande al que nos vamos a enfrentar.

Y yo les quiero recordar las palabras de don Emiliano Zapata.

Cuando don Emiliano Zapata salió de Cuautla, Morelos, salió apenas con 300 hombres. Ahí iban con sus machetes, azadones y una que otra carabina 30-30.

Y al puro salión se encontraron con dos mil elementos del Ejército Federad. Y su capitán se paró y se paró Emiliano Zapata, Y el capitán empezó a caminar para atrás, y se empezó a caminar para atrás.

Y don Emiliano Zapata volteó y le dijo: ¿Qué pasó mi capitán?

Dice: “No, es que son muchos. Es un enemigo muy grande”.

Y don Emiliano Zapata pronunció esas palabras que quedaron para la posteridad, don Emiliano Zapata le dijo: “Al enemigo sólo se le ve grande cuando se está de rodillas”.

En Colima estamos de pie, en el  PAN estamos de pie y vamos seguir de pie rumbo al próximo 7 de enero para ganar esta gubernatura.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí