No queremos otra ‘Línea 12’ con el nuevo Tren Mex-Qro

0
123

Este lunes cuando se hizo oficial la licitación para China Railway, la SCT informó que la obra aumentó aún más su costo; ahora serán 58 mil 951.5 millones de pesos.

Este lunes la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dio a conocer el fallo en la licitación para la construcción del Tren de Alta Velocidad (TAV) que conectará a la Ciudad de México con la ciudad de Querétaro. No hubo sorpresas. Todos sabíamos lo que iba a pasar. El proyecto para realizar la obra lo obtuvo el único consorcio que participó en la licitación: China Railway.

Los beneficios que traerá esta obra a los habitantes de la región ya los ha dado a conocer la dependencia y los empresarios que realizarán el TAV. A mí como legisladora me toca cuestionar, ayudar a los ciudadanos a responder sus dudas y cuidar sus intereses.

Cuidar que los procesos se lleven a cabo con la mayor transparencia posible para evitar otra “Línea 12”, para evitar que, como en el caso de la Línea Dorada que su costo se elevó 20% más de lo estimado inicialmente y terminó en el desenlace que todos conocemos, el TAV tenga un fin similar. No, no lo podemos permitir.

-Publicidad-

Para eso precisamente existe la figura del Testigo Social, del que poco se ha hablado.

¿Qué hace un Testigo Social?

Los Testigos Sociales se encargan de verificar que las licitaciones y contrataciones de las dependencias y entidades de la administración pública federal, se realicen con transparencia, honradez e imparcialidad,  se rigen y son acreditados bajo leyes de la Secretaría de la Función Pública (SFP), a través de la Unidad de Normatividad de Adquisiciones, Obras Públicas, Servicios y Patrimonio Federal, quien regula también su participación.

El 15 de agosto pasado, cuando el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza anunció la licitación del TAV con un costo estimado de 40 mil millones de pesos, también presentó al Testigo Social que acompañaría el proceso para la construcción de esta importante obra. El encargado de vigilar e informar los detalles como Testigo Social fue el ing. Humberto Santillana Díaz.

Dos meses después la SCT dio a conocer que sólo había recibido una propuesta de un consorcio liderado por una firma china (que fue quien se quedó con el proyecto); y el precio de la obra aumentó a 50 mil 820 millones de pesos, 10 mil millones más de lo proyectado por la SCT cuando anunció la licitación. A partir de entonces la suspicacia y las dudas han ido en aumento.

Este lunes cuando se hizo oficial la licitación para China Railway, la SCT informó que la obra aumentó aún más su costo; ahora serán 58 mil 951.5 millones de pesos, 35% más a lo establecido en el estudio costo – beneficio.

3 Preguntas para el Testigo Social

La transparencia debe ser la piedra angular en la que se construya este Tren, por eso he invitado al Testigo Social, Humberto Santillana Díaz a que, cuando tenga el reporte final con las observaciones realizadas, asista ante la Comisión de Movilidad, Transporte y Vialidad de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que tiene la responsabilidad de representar a los habitantes de esta ciudad, para que explique y aclare varias dudas de los capitalinos. Yo en lo particular tengo tres:

1) Que nos explique por qué el costo de la obra se elevó 35% más de lo previsto en el plan original de la SCT.

2) Que nos explique por qué solo se presentó una sola propuesta en la licitación, y

3) Queremos conocer sus observaciones sobre la negativa a otros competidores que pidieron una ampliación de tiempo para entregar una propuesta, además de lo que ya argumentó el secretario Ruíz Esparza.

En este tema no soy la única que tiene dudas. En la Cámara de Senadores el PAN se pronunció por detener esta obra hasta que todos tuviésemos claridad en el asunto.

La senadora queretana Marcela Torres Peimbert arropada por su partido, pidió que se declarara desierta la licitación y que el titular de la SCT compareciera para que explicara ante el Senado de la República las dudas de las que hemos hablado. Ella no tuvo éxito. Otros legisladores lograron reventar su solicitud y el secretario Ruiz Esparza no compareció y el fallo no se detuvo.

Posiblemente el último recurso para que los mexicanos disipemos nuestras dudas en este tema es el Testigo Social.

Retos en materia de transparencia y movilidad

Hoy estamos ante un reto para la Ciudad, las obras que quiere impulsar el Presidente Peña Nieto tanto para el nuevo aeropuerto como en los trenes, deben ser vigiladas y transparentadas,  porque no queremos otra Línea 12, los ciudadanos ya no estamos dispuestos a tolerar más fallas que afecten a cientos de miles de capitalinos.

Obras como el Nuevo Aeropuerto, la construcción de nuevos trenes, ampliación de cuatro líneas de metro y adaptaciones viales, que muchas tendrán presupuesto federal, transformarán la movilidad en la ciudad para bien o para mal, de ahí la importancia de mantener puestos los ojos desde los planes de construcción y empresas que realizarán las obras, hasta la conclusión de las mismas.

Para concluir, retomaré algunos datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), que revelan que la deficiente movilidad en el Valle de México provoca cada año pérdidas de tiempo que equivalen a 33 mil millones de pesos.

Por eso no se pueden permitir errores en las nuevas obras como los ha habido el tren suburbano o la Línea 12 del Metro. Aún estamos a tiempo de evitar un #TrenDeLaCorrupción.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí