No hay otra, más que la sustentabilidad

0
212

Cada año se abre una nueva esperanza de acuerdo multilateral en favor del crecimiento global sustentable, que casi siempre suele quedar en un catálogo de líneas abiertas e interminables de negociación, cuando no en un rotundo fracaso de la cooperación internacional para asegurar la prosperidad de la humanidad.

París representa en este 2015 un nuevo capítulo de la historia. Abre con la urgencia habitual de los líderes mundiales y la atención de millones, así como la esperanza de que no cierre como las decepcionantes cumbres de Copenhague y Lima.

La Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP), es el mecanismo político más amplio de concertación para mitigar las causas que ocasionan el calentamiento global. Esto mediante la asignación de responsabilidades comunes, pero diferenciadas, y conforme a las capacidades de cada país, centrado en áreas estratégicas de instrumentación, como son la mitigación, la adaptación, la tecnología y el financiamiento. La COP ha mostrado limitaciones agravadas por un entorno complicado. Por un lado, ha carecido de acuerdos vinculantes efectivos que logren, en los hechos, una ruta crítica clara de transición para reducir tanto las emisiones de bióxido de carbono, como los gases de efecto invernadero. El contexto de negociación es complejo, ya que no sólo depende del talento y aproximación del país que dirige temporalmente la COP para sacar los acuerdos adelante, sino también del grado de respaldo político que los jefes de estado tienen al interior de las legislaturas nacionales para conseguir la ratificación de compromisos distintos a los originalmente esperados.

-Publicidad-

En cuanto al entorno global complicado, la desconfianza en varios niveles es un factor constante que debe considerarse. Primero, la reducción de emisiones implica, entre otras cosas, transición energética y adaptación. Se percibe que esto, en el corto plazo, puede representar menores tasas de crecimiento económico, por lo que ante la ausencia de instancias globales con validez de supervisión y sanción de acciones incumplidas, los incentivos están puestos para sabotear el acuerdo.

Además, en un contexto económico internacional estancado, los gobiernos tienen fuertes presiones para conseguir los crecimientos marginales en empleo y bienestar, así sea con el viejo motor de los combustibles fósiles. Y justo ésta es la línea de desconfianza entre las potencias, las economías emergentes y los países con menor ingreso per cápita. Existe mayor conciencia de la necesidad de transitar hacia una economía verde, pero en el corto plazo los dos últimos bloques exigen su derecho a mantener su tasa de crecimiento, en una situación donde el cambio tecnológico y la adaptación es cuesta arriba para ellos.

México ha actuado con responsabilidad y compromiso en el marco de las COP. Desde la Reforma Energética de 2008, nuestro país ha venido profundizando su compromiso con la construcción de una economía nacional sustentable, donde los combustibles fósiles cedan espacio gradual a las energías renovables. El eslabón más acabado de este proceso de transformación tiene discusión en estos días, con el proceso de aprobación de la Ley de Transición Energética. Además, México recuperó brillo durante la Conferencia de las Partes, con la edición de 2010, realizada en Cancún, en donde se acordó mantener en máximo dos grados centígrados el objetivo de control de temperatura, además de conseguir afianzamiento al Fondo Verde que fue propuesto por nuestro país y aprobado en la COP anterior. Aun así, México debe avanzar en su ruta de sustentabilidad, pues seguimos siendo la décima nación con más emisiones de carbono.

El cambio climático es un riesgo al crecimiento económico, la estabilidad política, el combate a la pobreza y la integridad territorial de los países. El calentamiento global es sin duda la más grande amenaza enfrentada por la humanidad y esperemos que la discusión de los líderes globales nos acerque al crecimiento verde largamente reclamado.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí