Los imperdonables del gobierno

0
128

Lo advertimos: la Reforma Fiscal, entre otras malas decisiones de conducción de la política económica, sólo traería más pobreza.

Han pasado 15 días de la “imperdonable” fuga de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. Quince días en los que a la par de esa noticia han sucedido otras tantas igual o más graves para México. Se trata de resultados de decisiones de política pública del gobierno federal que dejan la amarga sensación de que por el túnel de mil 500 metros, excavado en las narices de las autoridades penitenciarias, no sólo se fugó un criminal, sino lo que quedaba de las buenas expectativas para nuestro país en este sexenio.

El fracaso de la Ronda Uno de la Reforma Energética es consecuencia de haber demorado por años la decisión de permitir la participación de capital privado en el campo de los hidrocarburos. Hoy resulta evidente que, como los panistas lo propusimos, la Reforma Energética, bloqueada por el PRI, debió ser aprobada hace lustros. Esta forma de atrasar, por interés o falta de visión, los cambios que requiere el país, es imperdonable.

Otro imperdonable son los resultados en materia económica y de combate a la pobreza. Las cifras reveladas, tanto por la última Encuesta Nacional de Ingresos y Gasto de los Hogares del Inegi, como por la última evaluación del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), constatan el empobrecimiento de las familias mexicanas. El ingreso corriente total en los hogares de México en 2014 decreció 3.2% en términos reales, respecto de la medición de 2012, mientras que la pobreza aumentó en dos millones de personas. Para colmo, el peso se ha devaluado últimamente al grado de que esta semana se pagaron hasta 16.50 pesos por un dólar. Algunos expertos han pronosticado que, de no revertirse la tendencia, podríamos terminar el año pagando hasta entre 17.50 y 18.00 pesos por dólar.

-Publicidad-

No es de extrañarse. El PRI-gobierno se empeñó en aprobar a toda costa una Reforma Fiscal que, con ayuda del PRD, consiguió. Lo que advertimos en su momento los legisladores de Acción Nacional hoy es irrefutable: la Reforma Fiscal, entre otras malas decisiones de conducción de la política económica, sólo traería más pobreza.

Todo esto sumado al incremento de delitos como secuestro y extorsión; la falta de resultados en las investigaciones por posible conflicto de interés y corrupción que el gobierno se autoordenó; la poca eficacia en la implementación de las reformas estructurales, y las expresiones de debilidad institucional de los gobiernos locales, como la que en boca del gobernador de Guerrero pide que se adelante su relevo, porque no puede más, cuando está a punto de cumplirse la mitad del sexenio, resulta francamente desalentador.

Cuando pensamos en que detrás de cada cifra lo que hay son mexicanos de carne y hueso con poquísimas o nulas oportunidades de futuro, que han vivido la atrocidad de perder a un familiar secuestrado y cuando pensamos en el costo que para las instituciones democráticas y su credibilidad representa, la falta de buenos resultados de este gobierno es, por lo menos, condenable. Pero lo que raya en lo inaudito es la falta de humildad para reconocer que han errado. Para muestra, lo dicho por la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, esta semana: “… Los resultados también demuestran que la política social del presidente Enrique Peña Nieto está en la dirección correcta”. De todo, esto es lo más imperdonable.

 


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí