Legisladores de oposición buscan que más mujeres se integren a la Suprema Corte

0
95

Legisladores de oposición presentaron ayer, durante la sesión del Senado, una iniciativa para reformar la Constitución a fin de indicar la obligación de que la conformación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación debe ser paritaria.

La propuesta, signada por los coordinadores de los partidos del Trabajo (PT) y de la Revolución Democrática (PRD), Manuel Bartlett y Miguel Barbosa; los panistas Javier Corral, Ernesto Cordero, Pilar Ortega; los perredistas Armando Ríos Piter y Alejandro Encinas; la independiente Martha Tagle y la petista Layda Sansores, advierte que si bien la Corte enfrenta un gran desequilibrio en materia de igualdad de género, la salida de la ministra Olga Sánchez Cordero lo agudizará más, ya que el máximo tribunal del país quedará con una sola mujer.

La reforma a los artículos 94, 95 y 96 Constitucionales propone crear más requisitos para ser votados ministros, entre ellos tener una trayectoria en favor de los derechos humanos. Asimismo, eleva a cuatro años el lapso previo al nombramiento, en que los aspirantes no deben haber ocupado cargos de secretario de Estado, senador, diputado, gobernador o jefe del Gobierno del Distrito Federal.

-Publicidad-

Los proponentes agregan un artículo transitorio para que en las próximas dos elecciones de ministros de la Corte, el presidente de la República, a partir del 30 de noviembre de 2015 y en un plazo no mayor a 15 días, envié al Senado dos ternas integradas exclusivamente por mujeres.

Todo esto con el único propósito de garantizar mayor participación de las mujeres en nuestro máximo tribunal de impartición de justicia, así como garantizar mayor independencia de las personas que integran la corte.

En la exposición de motivos se indica que no hay paridad de género en el Poder Judicial, ya que de un total de 395 jueces federales de distrito, solamente 96 son mujeres, y de 740 cargos de magistrados de circuito, únicamente 130 lo ocupan mujeres y 610 son para hombres.

Se hace notar que desde la primera designación de una mujer ministra en México –María Cristina Salmorán de Tamayo– han pasado 54 años y hasta la fecha sólo nueve han podido acceder a un lugar dentro de la integración del pleno del tribunal. Esa situación pone en evidencia la desequilibrada participación de la mujer en los más altos niveles de impartición de justicia, refleja una visión patriarcal y masculinizada y confirma las desigualdades genéricas en su estructura jerárquica”.

En ese contexto, se propone la reforma constitucional, con la finalidad de que la integración de los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sea de manera paritaria entre los géneros.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí