Foto multas, el frente y la caída de Mancera

0
20

Un problema que tienen los ciudadanos es saber si tal o cual persona será primero un buen candidato y después un buen gobernante, siempre hemos dicho que los hechos siempre preceden a los políticos y que para saber cómo será un gobernante sólo hay que revisar que ha hecho.

En el caso de Mancera y su auto destape proclamándose «el candidato» del Frente se da tratando de ganarle el mandado a sus posibles contrincantes, pero independientemente de que los contendientes se queden o no cruzados de brazos, para calificar a Mancera hay que ver lo que ha hecho.

En estos días ha vuelto a resurgir el tema de las fotomultas y los descomunales ingresos que estas han dejado a la empresa que administra los aparatos y al mismo gobierno de la CDMX y este tema  sirve para formarse una idea de cómo se maneja el político que quiere ser candidato a la presidencia

-Publicidad-

 En artículos anteriores hemos tratado el tema de las fotomultas y la política de movilidad que sigue el gobierno de la CDMX.

Señalamos en su oportunidad que el sistema de fotomultas se establecía en la Ciudad de México con fines recaudatorios y no como lo dijo y sigue diciendo Miguel Ángel Mancera para proteger al peatón y disminuir los accidentes de tránsito.

Hemos señalado insistentemente que han tratado de solucionar los problemas de movilidad y de pasadita los ambientales con ocurrencias e ideas de cuates, de amigos de los encargados de las oficinas, y en muchos de los casos por vendedores de artefactos tecnológicos cuya utilidad es severamente cuestionada o que deja mucho que desear.

También hemos insistido que es ilegal utilizar aparatos tecnológicos de los cuales hay dudas sobre su correcto funcionamiento al carecer de un protocolo que permita verificar periódicamente su buen funcionamiento pues en México se carece de una Norma Oficial Mexicana que regule su funcionamiento, utilización y verificación a pesar de que se encuentra en la Ley Federal de Metrología y Normalización que debe de existir una Norma Oficial Mexicana (NOM) cuando este tipo de aparatos de medición se usen para sancionar al ciudadano.

Miguel Ángel Mancera en muchas ocasiones declaró a la prensa que implantar el Sistema de Fotomultas no tenía fines recaudatorios  y que su implementación era exclusivamente para salvar vidas.

Sin embargo la realidad muestra la verdadera cara de lo que son las fotomultas para el gobierno capitalino, es una mina de oro la cual deja cantidades enormes de recursos y que además no se sabe a ciencia cierta en donde termina el dinero recaudado por el pago de las famosas infracciones.

Según Edgar Amador, secretario de Finanzas de la CDMX, de los mill 224 millones de pesos que se han recaudado hasta el mes de septiembre por el pago de infracciones, el 60%, 734 millones de pesos,  corresponden a las fotomultas.

La cantidad de dinero no es cualquier cosa, y dos cosas llaman la atención.

  1. Que en el 2015 se denunció en esta columna que el contrato con Autotráfic, S.A. de C.V. incluía levantar un mínimo de 115 mil multas mensuales y que del total recaudado la empresa se quedaría con el 46% y el Gobierno de la CDMX el 54%.

Si tomamos las cifras de la recaudación por fotomultas que la Secretaría de Finanzas dió a conocer, entonces por una simple regla de 3 tenemos que el total en pesos de las infracciones es de mi 315 millones de pesos de enero a septiembre de este año.

Lo anterior significa que la empresa que maneja los aparatos de fotomultas ha cobrado en estos 9 meses la friolera de $602 millones 600 mil pesos. Nada mal para Autotrafic.

Ahora bien si consideramos un promedio de $946.00 pesos por multa, tendríamos que al mes se están emitiendo 153 mil 864 multas por mes, cantidad que está por arriba de lo estipulado en el contrato.

El 4 de enero de 2016 Miguel Ángel Mancera declaró en el Monumento a la Revolución «que eso que dicen que va a haber cinco mil multas, que hay una cuota, esos son mitos, o sea, de ninguna manera, nunca hemos tenido ese número ni vamos a tener ese número, ni se le va a pedir ninguna cuota, ni lo permitiría yo de ninguna manera«.

El cinismo y la facilidad con la que miente el Jefe de Gobierno de la CDMX ya no sorprende a nadie, pero si ofende, pues él cree que los ciudadanos de la CDMX somos estúpidos.

  1. Por otro lado ¿qué se hace con el dinero? ¿donde se gasta? ¿quién supervisa su correcta aplicación? la respuesta a estas preguntas es una inquietud generalizada, por un lado al ciudadano se le esquilma su dinero y por el otro nadie sabe a dónde va a parar.

La teoría más generalizada es que se va al cochinito de la campaña presidencial de Miguel Ángel Mancera, si es cierto o no usted estimado lector saque su propia conclusión.

Pero hay algo que aún tenemos que señalar, para que el gobierno de la CDMX pueda manejar libremente el dinero de las fotomultas deben de hacerse dos cosas primero, la primera es subestimar cuánto va a ingresar por ese concepto cuando se elabora el presupuesto de ingresos.

¿Qué significa subestimar? Que mañosamente el gobierno dice que va a percibir menos dinero cuando en realidad sabe que va a recibir más por las famosas fotomultas.

Y aquí viene lo marrullero de este asunto.

Resulta que por ley cuando hay excedentes en la recaudación estos excedentes el gobierno de la CDMX los puede gastar discrecionalmente, o sea no hay nadie que lo pueda supervisar, luego entonces Mancera escoge en que proyectos y como se va a gastar ese dinero.

{loadmoduleid 30}

La irregularidad sobre este tema es tan grosera que los diputados de la Asamblea de la CDMXy la misma ciudadanía han solicitado que esos recursos se apliquen para el mejoramiento del transporte público a lo cual el gobierno de la CDMX ha prestado oídos sordos. El dinero recaudado se pierde en la opacidad.

 Pero mientras las Mancera’s Girls siguen haciendo de las suyas creyendo que se las saben de todas todas por ejemplo el caso de Laura Ballesteros, subsecretaria de Planeación de la Secretaría de Movilidad, que mientras saca un mamotreto de 6 tomos, vía un micrositio, en los cuales, según ella, está la neta del planeta en lo que corresponde a normas manuales y lineamientos para hacer reparaciones en vía pública y mientras se regodea con sus «normas publicadas y por publicar» en el «Corredor Tlalpan-Izazaga» los ciudadanos llevan 2 días padeciendo las ocurrencias de la Secretaria de Movilidad pues decidieron retirar a 822 microbuses destartalados que daban el servicio por 228 autobuses nuevos concesionados que fueron insuficientes para atender la demanda.

Lo que demuestra la falta de profesionalismo de las autoridades de la CDMX y la constante aplicación de ocurrencias que a la larga resultan ser más ineficientes y más caras.

Y mientras tanto el dinero de las fotomultas sigue en la más profunda opacidad.

También la ciudadanía ha denunciado las fotomultas fantasmas que son aquellas que se levantan sin ni siquiera estar el auto donde se dice que estaba al momento de la infracción, lo que ha generado mucho malestar dentro de la sociedad.

La violencia, el narcotráfico, la corrupción han aumentado escandalosamente en la Ciudad mientras que nuestros gobernantes están más preocupados en ganar premios, salir en revistas que en resolver los verdaderos problemas de la Gran Ciudad de México.

Y con todo esto a Miguel Ángel Mancera le alcanzó perfecto el tiempo para, según él, construir el Frente.

Pero la ciudadanía no es tonta como él cree.

¿Qué sigue? estas dos semanas veremos a un Mancera dispuesto a agandallar al Niño Maravilla, un buen choque de locomotoras, en donde es muy posible que Mancera pierda y que tenga que negociar «algún puestecito de Secretario de Agricultura» con Anaya.

 

@EnriqueDavilaV

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí