Encuesta Origen-Destino

0
184

Antes de cualquier regulación para los nuevos servicios de transporte se requiere una encuesta Origen-Destino.

En medio de las pugnas entre prestadores de servicio y la reacción improvisada del gobierno a las demandas de los concesionarios, en el debate del transporte público quien debe ser la prioridad para las autoridades es el usuario. Ha quedado claro que debe mejorar el servicio de transporte en la Ciudad y las mediciones y evaluaciones son fundamentales para mejorar cualquier proceso. Una encuesta Origen–Destino (OT) podría ser el primer paso en búsqueda de mejorar el servicio de transporte y la última encuesta data del 2007.

¿Qué es y cómo funciona una encuesta Origen–Destino? La OT ya sea domiciliaria o abordo de una unidad de transporte, busca obtener información detallada sobre las características de los viajes que realizan los habitantes de una zona urbana en un día dado. Una de las finalidades principales de la encuesta OD es el desarrollo de uno o más modelos básicos de la planeación del transporte público, porque los datos obtenidos en ella se utilizan directamente para estimar los flujos de viajes entre todas las zonas en que se divide una ciudad para fines de planeación del transporte.  En la encuesta OD, estos intercambios de viajes se representan normalmente mediante valores que aparecen en una celda de una matriz de Origen y Destino; es decir, cada celda de esta matriz corresponde a una combinación particular de origen y destino de los viajes urbanos.

-Publicidad-

Si queremos mejorar el servicio de transporte público en la Ciudad de México, la Secretaría de Movilidad (Semovi) debe tomar como obligación realizar un estudio como el mencionado. Debe conocer la demanda de los usuarios y debe también conocer su opinión sobre el servicio que recibe.

Es fundamental que la Secretaría de Movilidad (Semovi) elabore una nueva encuesta Origen Destino, toda vez que al no contar con datos actualizados sobre los viajes que los capitalinos realizan en transporte público, la regulación a nuevos servicios planteada por Semovi para principios de diciembre no será exacta ni precisa. Urge saber el tipo de transporte público que necesita la gente; exactamente dónde se originan los viajes, en qué tipo de transporte público se están haciendo y a dónde quieren llegar los usuarios.

¿En dónde estamos parados? La anterior encuesta origen destino plantea queen 2007 los viajes diarios en taxi ascendían a más de un millón; sin embargo, hoy al no contar con datos actualizados, no sabemos de qué tamaño es la demanda que tiene el servicio de taxi en la Ciudad. La única forma de atender de manera correcta la problemática derivada de la competencia entre nuevos servicios de transporte y taxis tradicionales es conocer a detalle cómo es el servicio que actualmente se le ofrece a los usuarios.En el2011 la organización civil sin fines de lucro El Poder del Consumidor dio a conocer que los usuarios están tardando más de dos horas en llegar a sus destinos, mientras que el 68.5% de los encuestados afirmó que cada vez tarda más en llegar a sus zonas de trabajo.

El seguir tomando decisiones sin estudios ni información actualizada, afectará de manera directa la movilidad de los capitalinos, la cual el mismo estudio refiere que nos cuesta anualmente  33 mil millones de pesos.

¿Hacia dónde debemos ir? Como impulsora de los temas de movilidad basados en la dignificación y mejora del servicio de taxi y del transporte público en general, considero urgente que la Semovi realice un estudio profesional donde se busque conocer el nivel de ocupación diaria de la flota de taxis, que determine el viaje promedio, que defina el gasto promedio del taxista, pero también el pago por servicio promedio que hace el usuario, que dé a conocer la opinión del usuario, que descubra el tipo de usuario, conocer la opinión del prestador del servicio y la opinión del regulador del mercado, esto no solo para el tema en cuestión sino también para la asignación presupuestal. Cuando contemos con un instrumento de medición como este, la autoridad reguladora de los distintos sistemas de transporte público estará realmente preparada para enfrentar los retos del sector con enfoque hacia el usuario y podrá resolver con responsabilidad y decisión, coyunturas como la que actualmente vive la Ciudad de México con el conflicto entre taxistas y prestadores del servicio como Uber o Cabify.

Un último apunte.  Hace unos días Presidencia de la República anunció la revocación de la concesión del tren México-Querétaro, misma que fue cuestionada desde sus inicios por Acción Nacional dado las irregularidades presentadas en el proceso. La Senadora Marcela Torres Peimbert encabezó los esfuerzos. En medio de la polémica, salta a la vista el sobre costo de la obra, 35% más de lo estipulado en un inicio, además de la falta de competidores en la licitación.  En la Ciudad de México no queremos otra “Línea 12”, por lo que  cualquier obra a realizar debe partir de lo que nos ha enseñado deja la discrecionalidad de las autoridades para tomar decisiones sobre obras multimillonarias que impactan en la vida diaria de las personas. Es por ello que la revocación de la licitación es un primer paso de la SCT para construir una historia distinta, sin embargo, no podemos echar en saco roto lo sucedido, por lo que ahora más que nunca es necesario que el Testigo Social de la obra asista a la ALDF para compartir sus observaciones.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí