Encubre Duarte maniobras de su Secretario de Hacienda

0
153

El gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, protege a su secretario de Hacienda, Jaime Ramón Herrera Corral, desde hace un año, a pesar de que hay una denuncia penal en su contra por uso indebido de atribuciones, facultades, peculado y encubrimiento.

Desde septiembre de 2014, los ex diputados panistas Rocío Reza y Carlos Angulo Parra denunciaron ante la Procuraduría General de la República (PGR) al gobernador de Chihuahua y a Jaime Ramón Herrera Corral, secretario de Hacienda estatal, por fraude ‰financiero.

Al parecer, por las pruebas presentadas y la serie de denuncias hechas, Jaime Ramón Herrera es el cerebro de las operaciones turbias realizadas en el gobierno de Chihuahua.

-Publicidad-

Y es que Jaime Ramón Herrera Corral violó el artículo 23 de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos de Chihuahua. En la fracción I del citado artículo se señala que todo servidor público debe: “cumplir con la máxima diligencia el servicio que le sea encomendado, y abstenerse de cualquier acto u omisión que cause la suspensión o deficiencia de dicho servicio o implique abuso o ejercicio indebido de su empleo, cargo o comisión”.

Sin embargo, sus movimientos ‰financieros turbios son solapados por Duarte Jáquez, pues la relación rebasa el trabajo de la administración pública y acaricia los linderos de los negocios en común y la complicidad.

De acuerdo con la denuncia que pesa en contra del colaborador de Duarte Jáquez, de la que CAPITAL MÉXICO cuenta con una copia se indica: “El secretario de Hacienda del gobierno del estado, Jaime Herrera Corral, ha declarado que en estos cuatro años el gobierno del estado ‘sólo se endeudó’ por poco más de 4 mil millones de pesos, sin embargo César Horacio Duarte Jáquez recibió en septiembre de 2010 una deuda de 13 mil 261.3 millones de pesos y en febrero de ese año la SHCP reportó el crecimiento de los pasivos de Chihuahua hasta 79 por ciento”. El secretario de Hacienda de Chihuahua, Jaime Ramón Herrera Corral, se encarga de ser un operador € financiero a favor de las “multimillonarias” € finanzas personales del gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, según la información pública existente sobre el servidor público.

Además, el mismo artículo de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos de la entidad en su fracción XVIII indica que los servidores públicos deberán “abstenerse de causar por sus actos u omisiones daños o perjuicios a la hacienda pública estatal o municipal u obtener un lucro personal o familiar en el desempeño de la función pública. Asimismo, de hacer uso indebido de los recursos tanto estatales como municipales”.

La denuncia presentada el 29 de septiembre de 2014 señala: “La administración del gobernador César Duarte Jáquez emitió nuevos bonos carreteros por cerca de 15 mil millones de pesos, de los cuales el mismo mandatario está pidiendo que no se consideren como deuda, porque o€ficialmente ‘no se deberían tomar en cuenta’, es decir, trata de esconder bajo ciertos rubros lo que es deuda. Por ello, sostiene que el monto adeudado es mucho menor, pues las estimaciones incluyen una serie de fondos carreteros que no deberían considerarse deuda pública. Es decir, sigue pidiendo no tomar en cuenta las emisiones bursátiles garantizadas con los ›flujos carreteros que datan de 2013, precisamente ya durante su gobierno. Dichas emisiones son deuda, ya que son obligaciones y se deben pagar, en razón de que dicha obligación fue contraída en este sexenio. Tan sencillo como que el mismo nombre, ‘Instrumentos de Deuda’, es como se le conoce a esas emisiones bursátiles.

“El fideicomiso carretero, asciende, según el secretario de Hacienda estatal, Herrera Corral, a 15 mil 157 millones de pesos. Prácticamente todo este monto se contrató en la administración de Duarte: 14 mil 783 millones de pesos tan sólo en 2013. De esa cantidad, alrededor de 5 mil millones se utilizaron en amortizar una deuda de bonos anteriores. Pero quedaron más de 10 mil millones en donde no existe documentación en la que conste y se justi€fique el gasto de tal cantidad de dinero.”

Y es que la presuntamente la manipulación de los miles de millones de pesos manejados por el gobierno de Chihuahua, tiene detrás al “cerebro” €financiero de Duarte Jáquez: el secretario de Hacienda, Jaime Ramón Herrera Corral.

Por ejemplo, en la misma denuncia se señala: “En los tres años pasados, el gobierno del estado de Chihuahua, invirtió e hizo obra pública por 17 mil 772 millones de pesos, pero recibió € financiamientos por 24 mil 697 millones de pesos, por lo que esta representación deberá establecer una línea de investigación respecto de los 6 mil 925 millones de pesos de los que no existe justi€ficación, causa o registro de que existan o se hayan utilizado para el gasto público”.

Jaime Ramón Herrera Corral es la mano detrás del trono. Tomó posesión del cargo el 9 de octubre de 2012, llegó gracias a la cercanía con el gobernador; crearon juntos el Banco Progreso Chihuahua.

El secretario de Hacienda de Chihuahua exhibe su “amiguismo” y sabe que es el protegido de Duarte Jáquez ya que mientras es servidor público también se desempeña como representante legal de algunas entidades financieras.

El caso más sonado es el de Banco Progreso Chihuahua, ya que el 17 de marzo de 2014 la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) autorizó la organización y operación de la institución de banca múltiple Banco Progreso Chihuahua, SA, Institución de Banca Múltiple, en la que se hace constar que Jaime Ramón Herrera Corral es el representante legal.

Es decir, el conflicto de intereses es encubierto por el gobernador. Sin embargo, Duarte Jáquez aportó 65 millones de pesos al fideicomiso del capital bancario de esta institución. Así que el gobernador es mandatario y banquero al mismo tiempo.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí