En Otro Canal: Violencia verbal

0
516

Por: Armando Reyes Vigueras

En un artículo de 2012, Enrique Krauze señalaba que la “indignación política se desfoga en una violencia verbal incompatible con los instrumentos propios de la racionalidad: la argumentación, la fundamentación, la persuasión, la coherencia, la claridad”. A diez años de distancia se mantiene la vigencia de esas palabras, es más, lo comprobamos a diario al revisar los intercambios que se dan en redes sociales o en algunos textos que se publican en los medios tradicionales.

El caso de Carlos Loret de Mola es un buen ejemplo de cómo hemos caído en la tentación de la violencia.

Sin entrar al tema de si detrás hay o no un objetivo político en lo que ha publicado el conductor de Latinus, de si sus antecedentes son o no los mejores o de si es o no realmente un periodista, llama la atención que los datos que dio a conocer en su programa no sean el centro del debate.

-Publicidad-

Sabemos que descalificar al mensajero es una táctica muy utilizada para desacreditar toda la información que va en contra de la imagen de algún personaje público, en especial si provoca un descenso en su aprobación, como es el caso, pues de acuerdo con varias encuestas la del presidente López Obrador ha disminuido a raíz de la exhibición del estilo de vida de su hijo mayor, algo que va en contra de su discurso de austeridad y honestidad.

Los 4 puntos perdidos, según Consulta Mitofsky, entre el 6 y el 27 de febrero –al inicio del mes, el presidente tenía una aprobación del 62.7% y cerró el segundo mes del año con 58.5%– son prueba del impacto de la información dada a conocer, en algo que es inocultable: el hijo mayor del presidente vivió en una mansión de lujo en Houston.

Pero lo que se debería debatir es la información dada a conocer, no elaboradas teorías de complot, no las acusaciones de que a los conservadores les sobran medios y dinero, como afirmó Epigmenio Ibarra, o tratar de dar un golpe de autoridad y calificar todo como una mentira.

Que se recuerde, no veíamos de manera tan constante acusaciones de periodistas en contra de otros periodistas como en el caso que comentamos. Por ejemplo, en el portal Hispanic L.A., Agustín Durán –quien es editor en el diario La Opinión—, a propósito del debate por la información que dio a conocer Loret de Mola, sentenció que todo se trataba de una falsedad, “aquí digo imprecisión por no decir mentira; el problema es que en su pseudorreportaje —que ha sido criticado incluso por verdaderos periodistas de renombre como Julio Astillero, Fabrizio Mejía Madrid, Alejandro Páez y Jorge Zepeda Patterson, por mencionar algunos— no prueba nada. Son inferencias que saca de su imaginación y su odio hacia el actual mandatario legítimamente electo por la mayoría del electorado mexicano”.

La lista de “verdaderos periodistas de renombre” incluye a alguien que ha sido acusado de plagio, lo cual no impide mostrarse como parte de un bando para descalificar a colegas que dan a conocer datos incómodos para el poder.

Regresando a Krauze, luego de que en el artículo citado pasara revista a la tipología de violencia verbal, mencionó que “una variedad más compleja y generalizada está expresada en una frase de Lenin: ‘no pregunte si una cosa es verdadera o no; pregunte sólo: ¿verdadera o no para quién?’”.

Y en esas estamos, siendo testigos de la violencia que se ejerce cotidianamente, sin que sepamos las consecuencias que tendrá y hasta cuándo dejará de ser el recurso favorito de quienes han abandonado el diálogo para refugiarse en la militancia.

Del tintero

Si me permiten el comercial, esta semana empieza a circular un nuevo diario, El Independiente bajo la batuta de Carlos Ramírez. La oferta del nuevo medio es ofrecer al lector un auténtico ring de debate que refleje la multitud de ideas y puntos de vista que existen en nuestro país, por lo que la opinión y el análisis serán el punto central que alimente las páginas de este esfuerzo informativo.

El Independiente circulará de lunes a viernes en versión impresa y en versión PDF para las redes sociales, así como en el portal https://elindependiente.com.mx/, esperamos que se puedan permitir conocer el nuevo diario y compartir con nosotros qué les pareció el esfuerzo que hacemos.

@AReyesVigueras


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario