En Otro Canal: Partidos en pugna… interna

0
210

Armando Reyes Vigueras

En tanto que Movimiento Ciudadano sorpresivamente, para algunos, se mete a la competencia electoral para el 2024, con 3 candidatos que pueden ser competitivos, los demás partidos se enfrentan a peleas internas que nos deparan una lucha sin cuartel conforme se acerque el momento de definición de las candidaturas presidenciales. El canibalismo en los institutos políticos es la constante en estos momentos.

Todos contra todos

Si algo caracteriza a nuestros partidos políticos, es la ambición de poder que provoca que sean continuas las luchas internas, los reacomodos y los cambios de partido para conseguir puestos o candidaturas.

-Publicidad-

Las peleas entre militantes, intramuros o de cara a la ciudadanía, son cosa de todos los días, dándose a conocer por entrevistas, mensajes en redes sociales o por artículos en los que se dan a conocer posturas encontradas.

En Morena, uno de los frentes es el que ubica a Ricardo Monreal en contra de los deseos presidenciales de definir la candidatura presidencial de dicho partido por medio de encuestas, dejando abierta la duda de si esto concluirá en una ruptura o una negociación que salga cara para el lopezobradorismo.

Pero también se han hecho públicas las denuncias de personajes como Gibran Ramírez acerca de consultoras como Neurona y otras que ahora, se acusa, también se dedican a atacar a quienes al interior de Morena disienten de la línea general. Se trata de un tema que puede destapar otro tipo de escándalos que se relacionan con financiamiento irregular de campaña y la cloaca de la propaganda lopezobradorista.

No hay que olvidar que la exdirigente de dicho instituto político, Yeidckol Polevnsky ha sido acusada de malos manejos financieros y podría enfrentar un proceso judicial.

En el PAN, siguen las quejas en contra de Marko Cortés y la manera en que conduce al partido, al grado de que ya se creó un grupo con exgobernadores y panistas históricos que buscan rescatar al instituto político.

Los problemas internos llegan a tal extremo que el escenario electoral en Aguascalientes –en teoría la única gubernatura segura para el panismo en 2022— ya se ha complicado y podría haber deserciones que, como la historia ha demostrado, no hacen sino acercar al blanquiazul a la derrota.

El PRD busca afanosamente un cambio de imagen que le permita recuperar terreno y dejar de ser visto como un partido en proceso de extinción por la baja votación obtenida en las últimas elecciones.

Ahora se presenta como un partido de corte socialdemócrata, algo que pudiera beneficiarlo en el corto plazo, pero todo dependerá de los siguientes pasos que dé y de si continúa su participación en la alianza con el PAN y el PRI, una unión en donde se aprecia poca iniciativa del sol azteca.

Por cierto, el PRI también se declaró socialdemócrata, en momentos en que crece la crítica en contra del lopezobradorismo por no ser auténticamente de izquierda.

Y hablando del tricolor, que el dirigente actual, Alejandro Moreno, haya declarado que le gustaría ser presidente, pero del país, aunque aseguró que seguirá al frente del partido, hizo a muchos recordar la actuación y desenlace que tuvo Roberto Madrazo en dicho instituto político, en algo que no hace más que volver a meter al PRI en polémicas innecesarias.

En este organismo, la pelea entre la actual dirigencia y grupos como el de Ulises Ruiz se mantienen, al igual que las acusaciones de que se trata de una dirección nacional que ha entregado la plaza a Morena en las gubernaturas que estarán en disputa en 2022.

Las renuncias para buscar candidaturas en otro partido, siguen y también vemos como legisladores que llegaron con unas siglas, ahora cambian de camiseta, aunque tirando a la basura los principios que decían nunca abandonarían.

La oposición, en conjunto, sufren por la falta de un candidato que les permita regresar a los primeros lugares de la competencia, pero que no será algo sencillo por la falta de cuadros atractivos para la ciudadanía y el pesado lastre de una falta de autocrítica y repetición de costumbres que han sido reprobadas por la ciudadanía en las urnas.

Todo lo anterior hace que el escenario político actual sea lo más parecido a un ring de lucha libre que a un espacio de debate y negociación, en teoría lo que debería ser la política.

Para finalizar, hay que hacer notar que, aunque las encuestas muestran una preferencia electoral favorable para Morena, el número de indecisos o de aquellos que no declaran su intención de voto aún es alta, en algunos estudios de 30%, por lo que no se puede dar por descontada una sorpresa. Hay que recordar que en dos años cualquier cosa puede suceder.

@AReyesVigueras


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario