CFE se convertiría en un ente dotado de autonomía constitucional y causarían graves daños

0
567

Ni en sus sueños más profundos Manuel Bartlett pensó que obtendría tanto poder, pues si se aprueba la Reforma Constitucional en Materia Energética conllevaría un cambio radical en la política de las empresas productivas del Estado, que pasarían a convertirse en Organismos del Estado.

Tal cambio supondría que CFE se convertiría en un ente dotado de autonomía constitucional (como el Banco de México), con la personalidad de tener un estatus legal superior al de las secretarías de Estado.

Ante dicha situación, la reforma energética, y el cambio en la política de propiedad estatal de CFE y Pemex que conlleva, causarían graves daños, consideró México Evalúa.

Lo anterior debido a que dicha reforma desembocaría en una regresión a un régimen de Estado más centralizado, menos transparente y con nula rendición de cuentas, con múltiples afectaciones a la competitividad del país, las finanzas públicas, los derechos adquiridos y el bienestar de la población.

-Publicidad-

México Evalúa consideró que la iniciativa de reforma constitucional en materia energética refleja una incomprensión de los cambios profundos en el sector energético que en la última década han habilitado derechos y libertades para una mayor autodeterminación de las personas en su vida diaria.

Llevar a cabo la reforma propuesta iría en sentido contrario a estos avances, y afectaría severamente el bienestar general de la población, al trastocar esferas de la economía, el medioambiente y las finanzas públicas.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario