Atrapados en las Propias Redes: Las Canas Verdes del Gobierno

0
357
  • CIDH ¿ha Sido un Tiro por la Culata?
  • Aparecen Cuerpos; Pero no los 43
  • Contradicciones y Descalificaciones

Desde que inició el caso de los cuarenta y tres estudiantes desaparecidos en Guerrero, la investigación y las primeras indagatorias se realizaron con tal desaseo, que el asunto dio pauta al sospechosismo, las autoridades locales que se hicieron cargo del mismo no dimensionaron la magnitud de los hechos y el tratamiento que le dieron fue terrible.

La entrada del gobierno federal fue casi obligada al provocarse un escándalo internacional, la crisis se hizo presente y el manejo sobre los acontecimientos para conocer la verdad histórica se tornó en una verdadera pesadilla para la actual administración. Las diferentes versiones, el manoseo y la incapacidad oficial para dar una salida adecuada y correcta al problema, ocasionó que el mundo observará un rostro oculto de México: el de la violencia, inseguridad, impunidad y la mentira.

Ante la desconfianza de propios y extraños no se tuvo más remedio que aceptar la intervención de organismos internacionales, que si bien, ponen en entredicho el sistema de procuración de justicia en el país, por otra parte, era la única forma de recuperar la indispensable confianza perdida, así que han puesto manos a la obra con la intención de encontrar fórmulas de remediación en el escabroso asunto.

-Publicidad-

Tal parece que el tiro ha salido por la culata, pues en el afán de localizar a las cuarenta y tres personas desaparecidas, han localizado infinidad de cuerpos enterrados clandestinamente, lo que pone en evidencia la situación por la cual atraviesa el país, cada vez que se realizan intentos por descubrir el paradero de los jóvenes se encuentran casos aterradores.

Por si fuera poco, desde hace tiempo vienen aflorando públicas declaraciones entre los peritos nacionales y el grupo de científicos avalados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con opiniones contradictorias y descalificaciones entre unos y otros, es obvio que el asunto desde hace tiempo se politizó y la verdad real, cualquiera que sea, será cuestionada.

Algo queda claro, somos expertos en enredar los asuntos, en esconder la verdad histórica, y muy creativos para construir -a conveniencia-, la verdad jurídica, aunque no sean coincidentes. Ayotzinapa es un claro ejemplo de ello; es por tal razón que nuestro estado de derecho se encuentra sumamente cuestionado, aunque este peliagudo asunto le saque canas verdes al gobierno.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario