Alienta PRIMOR llegada de Barrales

0
331

Es vital la elección del líder nacional del PRD, pues de ello depende la baraja política.

Los partidos Revolucionario Institucional y Morena (PRIMOR) alientan la posible llegada de Alejandra Barrales a la presidencia nacional del PRD, porque ello sería un golpe brutal a la política de alianzas que tanto dañó al tricolor y que amenaza a los morenos.

Se supone que el próximo sábado, durante la realización del Consejo Nacional perredista donde se oficializará la renuncia del expriista Agustín Basave a la dirigencia amarilla, los consejeros de ese partido definirán quién se hará cargo del partido rumbo a 2018.

En primera instancia se ha armado un bloque antiNueva Izquierda, corriente mayoritaria que en los últimos años ha controlado el partido. El objetivo es que Los Chuchos no impongan a Beatriz Mojica o a alguien de los suyos al frente.

-Publicidad-

Las tribus pequeñas del PRD se han unido a la ADN de Héctor Bautista, con el objetivo de imponer a Barrales en la presidencia, con el supuesto apoyo de Miguel Ángel Mancera, quien a pesar de no ser perredista tiene a Vanguardia Progresista incrustada.

Si se tratara de un simple cambio de dirigentes, quizá el problema en el sol azteca no sería tan complejo. Pero se trata del futuro político del partido, de varios de sus dirigentes y de personajes de otras instituciones, de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

Si Los Chuchos se imponen, en automático saldrán perdiendo el propio Mancera, el PRI y Morena. Los ganadores serán el PRD y el PAN.

Y es que Nueva Izquierda tiene muy claro que si los perredistas no van aliados con Acción Nacional y otros emblemas, perderán cualquier oportunidad de conservar no sólo sus posiciones a nivel nacional, sino que estaría en inminente riesgo la Ciudad de México.

La jugada es amarrar una alianza PAN-PRD para la Presidencia de la República, como un candidato o candidata propuesto por los azules, lo cual haría peligrar en serio al PRI y, desde luego, a Andrés Manuel López Obrador, por lo que al PRIMOR no le conviene.

Como tampoco convendría a Mancera, quien sin los amarillos pasaría a ser un aspirante de poca envergadura ante semejantes contrincantes.

En la Ciudad de México la misma alianza azul-amarilla, reforzada por algunos pequeños más, sería una muralla muy difícil de superar para Morena, que probablemente se quedaría corto en sus intenciones de ganar la jefatura de Gobierno.

Por eso, es vital la elección del líder nacional del PRD, pues de ello depende cómo se mueva la baraja política en los principales partidos.

De momento los aliancistas antiChuchos van ganando, aunque no les alcanza para imponer a nadie sin la anuencia de Nueva Izquierda, que si no tiene los números para ganar, sí le da para vetar cualquier propuesta y atorar el proceso.

Y como todo mundo sabe de la habilidad de Jesús Ortega y Jesús Zambrano para negociar hasta con el diablo, no se puede descartar que puedan darle la vuelta a la alineación y consigan dejar a uno de los suyos.

CENTAVITOS… En punto muerto se quedaron los cambios en el PRI capitalino, luego de que Marianita Moguel tenía lista su renuncia para el fin de semana. La renuncia sigue en pie, sólo que de arriba la frenaron unos días porque no les gustó darse cuenta de que el partido caería de nuevo en las manos de Cuauhtémoc Gutiérrez y están viendo cómo procesar la salida. Pero de que la cachorra de Rosario Robles se va, es un hecho.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario