Adiós, 2021, que venga un mejor 2022

0
285

2021 ha sido el segundo año de la pandemia por covid-19 y el que debía ser el año de la recuperación. Fue el año que marcó la mitad del ciclo político nacional y el que nos mostró lo lejos que estamos de resolver añejos problemas como la inseguridad, la pobreza o la desigualdad. Además, hay que sumarle a este 2021 los retos globales como la amenaza del cambio climático, la migración y las tensiones comerciales y de seguridad entre las grandes potencias.

Estamos por terminar un año que, más que dejarnos certezas y progreso, ha evidenciado las carencias y debilidades estructurales, así como nuestros cientos de problemas, cada vez más agudos, sin resolver. Hagamos un repaso general de cómo terminamos este año y de los escenarios para 2022 en los principales rubros.

En cuanto a la seguridad, según el Inegi, 6 de cada 10 mexicanos se sienten inseguros en sus ciudades o comunidades, y la Secretaría de Seguridad Ciudadana del gobierno federal reportó 34,689 homicidios dolosos en 2019; en 2020 se contabilizaron 34,558 y en los primeros nueve meses de 2021 sumaban ya 25,392.

En materia económica sabemos que México debería crecer, al menos, al 6% anual para reducir significativamente los niveles de pobreza y desigualdad que nos tienen anclados al subdesarrollo. Si de por sí esto no sucedía, la pandemia y las políticas del actual gobierno lo han puesto aún más difícil: el FMI proyectó en 4% el crecimiento para 2022, mientras que la OCDE lo hizo en 3.3% y el Banco de México en 2.81 por ciento. En el mejor de los casos, podríamos llegar a los niveles prepandémicos. Por otro lado, cerraremos el año con una inflación acumulada del 7.02%, la más alta en los últimos 20 años. Este año, el Coneval reportó un incremento de 3.8 millones de personas en situación de pobreza y 2.1 millones más de personas en situación de pobreza extrema. En este campo, la apuesta del gobierno actual son los programas sociales basados mayoritariamente en transferencias directas, lo cual, sin duda, es un paliativo necesario para millones de personas, pero que no es la solución de fondo para sacarlas de la pobreza sosteniblemente. La solución es el empleo formal, para lo cual se requiere de inversión privada que, cuando no ha estado bajo franco ataque ha carecido de condiciones e incentivos.

-Publicidad-

El manejo de la pandemia por covid-19, particularmente el proceso de vacunación, ha sido cuestionado, entre otros, por la renuencia a vacunar a los menores de 18 años, la concentración del suministro por parte del gobierno federal que lo ha ralentizado y el hecho de que mientras en otros países la población ya está accediendo a dosis de refuerzo, aquí no hemos ni terminado de vacunar a todos con la primera dosis completa.

En cuanto a la política, vemos a un Presidente que aun y con muy pocos resultados de gobierno, sigue gozando de un gran apoyo popular. Si bien en la elección de diputadas y diputados federales hubo una menor votación para el partido gobernante, éste tuvo un crecimiento muy importante en las elecciones de gubernaturas y congresos locales, ganando 10 de los 15 estados en disputa, sumando 17 de 32, y logrando mayorías en 18 de los 30 congresos locales que se renovaron. La oposición, por su parte, se reposicionó en las zonas donde están mayormente concentradas las clases medias, como el Valle de México. El año que entra, los partidos de oposición enfrentarán el reto de mantenerse unidos de cara a las seis elecciones estatales para defender, al menos, los estados donde hoy gobiernan, y de la discusión de reformas clave para el gobierno, como la energética, la electoral y la de la Guardia Nacional. Por el lado de Morena podemos prever la continuidad en su narrativa y un mayor impulso para materializar las políticas y reformas de su proyecto aún pendientes. Terminamos un año complejo y difícil en todos los frentes, aprovechemos estos días para renovar energías y esperanzas para trabajar por un mucho mejor 2022. ¡Felices fiestas!


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario