¡Viva Cuba Libre! (y Milanés y Padura)

0
413

El domingo 11 de julio estalló un grito libertario-pacífico en 40 ciudades y pueblos de la isla: “Tenemos hambre”, “Libertad”, “Abajo la dictadura”. Dos testimonios intachables en sus pertenencias patrias. El cantautor Pablo Milanés recién escribió: “Es irresponsable y absurdo culpar y reprimir a un pueblo que se ha sacrificado y lo ha dado todo durante décadas para sostener un régimen que, al final, lo que hace es encarcelarlo. Desde hace mucho tiempo he venido expresado las injusticias y errores en la política y gobierno de mi país. En el año 1992 tuve la convicción de que definitivamente el sistema cubano había fracasado y lo denuncié. Ahora reitero mis pronunciamientos y confío en el pueblo cubano para buscar el mejor sistema posible de convivencia y prosperidad, con libertades plenas, sin represión y sin hambre”. (En 1989 cayó el Muro de Berlín, se desmorona el imperialismo ruso, se desfonda el apoyo material y político a la isla. Yo en 1990viajé por segunda vez a la isla, esta vez casado. El 26 de julio, en la conmemoración del asalto al Cuartel Moncada, en la Plaza de la Revolución, en La Habana, Vicky y yo vimos llegar cientos de miles de personas, familias enteras, alegres, esperanzadas. Con sol inclemente, primero escuchamos cantar desde una tribuna muy alta a Milanés, aún creyente. Luego Fidel Castro dio un larguísimo discurso, con catarata de cifras, en varias horas. Culpó al imperialismo yanqui de sus males, y terminó con su grito “Socialismo o muerte”. Entre La Habana y Varadero reconocimos que su socialismo tenía algunos logros visibles en salud -higiene bucal-, deportes, y todos con algún techo. Y sí, a un alto costo de libertades y miedos.

El escritor cubano Leonardo Padura –de mis favoritos- escribió también de este alarido: “Es un grito que es también el resultado de la desesperación de una sociedad que atraviesa no solo una larga crisis económica y una puntual crisis sanitaria, sino también una crisis de confianza y una pérdida de expectativas. A ese reclamo desesperado, las autoridades cubanas no deberían responder con las habituales consignadas repetidas durante años, sino encontrar las soluciones que muchos ciudadanos esperan o reclaman”. Padura reiteró culpas del embargo de Estados Unidos, y advierte, sobre todo, que “los cubanos necesitan recuperar la esperanza y tener una imagen posible de su futuro”. Pero “para convencer y calmar a esos desesperados el método no puede ser las soluciones de fuerza y obscuridad, como imponer el apagón digital (bloqueo al internet). Y mucho menos puede emplearse como argumento de convencimiento la respuesta violenta, en especial contra los no violentos”(Esto luego de que la represión castrista dejó un muerto, decenas de heridos y varios centenares de presos). “Resulta necesario que lleguen las soluciones, unas respuestas que no solo deberían ser de índole material sino también de carácter político, y así una Cuba inclusiva y mejor pueda atender las razones de este grito de desesperación y extravío de la esperanza”. Elocuentes ambos. El tercer viaje lo hice con Pablo, Elia y María en diciembre de 2015. Mis hijas querían conocer la Cuba castrista (el viaje anterior Pablo escogió viajar a Kenia y Tanzania, en safari fotográfico, y ahí, como antes en Egipto, no escuchamos culpar a otros de su realidad). Contratamos un chofer con vehículo y en tres semanas recorrimos La Habana, Cienfuegos, Trinidad, Santa Clara, Cayo Santa María (vimos la residencia de Raúl Castro) y Varadero. Basura apilada semanas en las calles. Pauperización en casas, vestido y sustento. Insalubridad. Gente perdiendo tiempo en la calle, pensando qué llevar a la mesa. Desfonde de expectativas. Diáspora de jóvenes por el mundo (la hija del conductor vivía de bailarina en China, envía remesas, no regresa).Sí, Cuba tiene derecho a recuperar la esperanza: exige respuestas, y la fundamental es la política libertaria e inclusiva, y alimentos y medicinas. México debe dejar de ser comparsa de ésta dictadura y de las venezolana y nicaragüense. Solidaridad con el pueblo. ¡Viva Cuba Libre!


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario