Valores Sociales: Aprender a vivir juntos

0
213

Los acontecimientos sociales de nuestro país no solo hablan por sí mismos…gritan, nos increpan y nos llevan tarde o temprano, por unos caminos u otros al fondo del diagnóstico… a cuestionarnos la necesidad de sentido… el para qué de todos los esfuerzos para mejorar y cambiar la complicada realidad que nos ha tocado vivir.

Este fenómeno de pérdida de sentido personal y social –que no es privativo de las comunidades pobres ni con serios problemas de violencia como el caso de Michoacán-… de cierta insatisfacción… este reclamo de esperanza y de justicia debe ser correctamente canalizado.

Hay coincidencia en el diagnóstico…su origen es cultural. El sistema político y social “hace agua”… sin embargo dentro del ámbito de lo políticamente correcto nos da miedo hablar de una vertiente que nos golpea face to face… el sentido moral de esta crisis. El reconocerlo lleva obligatoriamente a procesar las soluciones primero en el ámbito personal, para después incidir en el social… en el institucional…recuperando así la propia dignidad y la de la comunidad.

-Publicidad-

Nos cuesta reconocer que el camino a seguir implica la recuperación de los valores sociales fundamentales. Sí, aquellos puntos de referencia para la estructuración oportuna y la conducción ordenada de la vida social y que se traducen en el caso personal, en virtudes.

Desde todos los ámbitos se habla de la necesidad de tener relaciones más justas, de una mayor solidaridad, honestidad y transparencia…en el fondo de tener paz… auténtica.

El mejor y más útil servicio que hoy, bajo las condiciones actuales, podemos ofrecer a Michoacán y a México consiste en dotar de sentido y esperanza social a nuestras propias comunidades. Que para la reconstrucción de las instituciones y la consolidación de las auténticas reformas estructurales (económicas, políticas y culturales) es imprescindible hacer referencia a esos valores sociales fundamentales, lo contrario es mantenernos en el actual sistema de simulación.

Entender de una vez que no lograremos el desarrollo y la tan anhelada paz sino no afianzamos un sistema de justicia social, y eso solo lo conseguiremos a través de la práctica de virtudes como la verdad, la justicia y la libertad. Virtudes que favorecen y permiten la convivencia. En definitiva aprendiendo nuevamente a vivir juntos…a construir juntos.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí