Tenemos que reconstruir al PAN

0
113

Distrito Federal (1 marzo 2015).- ¿Margarita Zavala para presidenta de México? A ella no le desagrada la idea, aunque tampoco reconoce que quiera buscarlo. Eso sí, advierte que no se descarta. ¿Entonces? Pues sí, tal vez, puede ser, a lo mejor, quién sabe pero que nadie la dé por muerta.

Luego de que en su propio partido le cerraron la puerta y le negaron una diputación plurinominal, la ex primera dama dice que no guarda rencores, pero tampoco pone la otra mejilla: va por la dirigencia de Acción Nacional.

Fiel a su estilo, no quiere hacer escándalo, ni alharaca. Esa sobriedad en el actuar se refleja en su rostro al natural ni siquiera trae un lipstick en la bolsa, el cabello alisado y el eterno blazer, azul, por supuesto.

-Publicidad-

¿Te traicionaron?

No es una traición a mí, sino a su propia persona y convicciones.

¿Pero sí te jugaron chueco?

No es un juego que le ayude a Acción Nacional.

¿Quién no te quiere en el PAN?

Imperó un interés de grupo y una agenda particular. Y así lo tomé. No lo vi como algo personal.

Una duda: ¿por qué no buscar una diputación de mayoría? Tienes el capital político, tienes el nombre

Cuando me acerqué al PAN, les dije que yo podía buscar una diputación de mayoría relativa o una plurinominal. Sacaron las convocatorias el 24 de diciembre, pero yo lo había dejado a su disposición. Nunca me hablaron. Entendí el mensaje. No me gusta entrar por la ventana, me gusta entrar por la puerta.

Este no es el PAN con el que tú creciste. ¿Te identificas con este partido?, ¿con la dirigencia?

Son preguntas distintas. El PAN se debe mantener en sus convicciones y en sus principios. Ésa es una tarea de todos. Lo otro fue una decisión de una dirigencia.

¿Cómo defines a la actual dirigencia? ¿Te identificas con ella?

Es una dirigencia que está actuando atada a intereses de grupo.

¿Y cuáles son sus intereses?

Intereses de control. Yo me quiero imaginar un partido, un PAN, donde haya más libertad, decisión y no indiferencia o poca claridad.

¿Por qué tanto cuidado al referirte a Gustavo Madero, a su grupo? ¿Por qué no quieres una confrontación?

Porque es un tema que pasó ya hace dos meses. Y en la vida política uno tiene que ir resolviendo a qué se enfrenta y qué es lo que conviene.

¿Y qué es lo que conviene?

A este país lo que le conviene es que el PAN salga unido en las elecciones, y yo voy a contribuir en ello.

¿Cómo logras esa paz mental?

Porque conozco mucho de México y conozco a su gente, y sé que eso está por encima de, incluso, deseos personales.

Todavía tienes esperanza, entonces

Sí. Lo peor que se puede hacer uno a sí mismo es quitarse la esperanza.

¿Pero no ha llegado un momento en que sientas muy oscuro el panorama?

Siempre he apostado a la esperanza de la libertad de las personas y sé que puede haber errores, pero todavía no veo un oscuro panorama. Lo que sí veo es a México en posibilidad de entrar en la oscuridad.

¿Qué se juega en estas elecciones?

Ver en las elecciones un camino, una alternativa de expresión.

La gente está desencantada.

No hay duda. En ese sentido, le pido al PAN que se acerque a los ciudadanos, pero también le pido a los ciudadanos que se acerquen a Acción Nacional.

¿Cómo acercarse a un partido que se ha cerrado, se ha hecho de camarillas y no permite la movilidad ni de sus propias bases?

Tú lo dijiste. Pero sí, es cierto. De eso tiene que partir el PAN y hacer todo para acercarse a los ciudadanos.

¿Estás cosechando lo que sembró tu grupo político?

Siempre me he colocado al margen de los grupos, porque creo en las decisiones personales.

Si no crees en grupos, ¿eres o no calderonista?

Yo pertenezco al PAN, así me he mantenido.

Interrumpiste tu carrera política por un acuerdo, digamos, de pareja, Ocho años después, ¿cómo te sientes? ¿No hiciste un mal negocio?

No lo considero un sacrificio. (Como primera dama) fue donde amé todavía más a México y desde donde más lo comprendí. Es uno de los más grandes honores en términos cívicos y patrióticos.

¿Extrañas Los Pinos?

Extraño el contacto con la gente.

¿No extrañas el poder?

El poder por el poder mismo, no, ni tantito. Ni siquiera creo que eso sirva. Lo que sirve es estar en él para generar soluciones a los problemas del país, que son muchos.

Esto de decir "ya lo superé, ahora quiero apoyar las campañas del PAN", ¿es una manera de poner la otra mejilla?

No, no, más bien es poner en el centro lo que realmente vale. Decía González Luna: "No subordines el destino a la anécdota, por dura o por buena que haya sido".

¿Cuál sería la primera cosa por resolver en el PAN?

La comento después del 7 de junio

¿Son varias?

En el PAN tenemos que revisar temas de vida interna, de congruencia y libertades.

Cuando hablas de vida interna, ¿en qué piensas?

Hay que darle mucho más valor a la libertad. Es natural que en la política haya equipos, es obvio, pero cuando las decisiones de equipo son lo que prevalece sobre intereses más superiores, eso hay que revisarlo.

Empieza la autocrítica: ¿por qué regresó el PRI?

Son muchas razones. Hay unas que tienen que ver seguramente con el PAN. Hoy ya no tenemos el gobierno, lo que tenemos es el partido. Tenemos que transformar, tenemos que reconstruir al PAN.

¿Cuáles son las otras razones?

Muchas cosas coyunturales. Hay una generación que no conocía al PRI. Y por el lado del PAN tenemos que revisar cómo hicimos esa narrativa de nuestros propios gobiernos. No se comunicó bien.

¿Quieres ser Presidenta de México?

Si fuera presidenta del PAN, diría que nadie se descartara. Por congruencia. Y además, como mujer, lo tengo que decir: no me descarto. Lo fundamental para mí es la decisión en este año, y particularmente lo que tiene que ver con la vida del PAN

Ésa es tu respuesta institucional. ¿Quieres o no quieres? ¿En algún momento has pensado, de joven soñaste, con ser Presidenta? Lo cual no significa que te vayas a lanzar o que vayas a buscarlo.

No, no, no. Yo nada más no me descarto. No soy de las que soñó con cargos particulares. A lo mejor te va a parecer muy idealista, pero más bien soñé con trabajar por México.

Entonces, ¿sí o no?

Hay mucho que hacer y esa tarea es de siempre. Nada más he dicho que no me descarto. No creo que deba hacerlo, ni creo que las mujeres debamos descartarnos. Mucho menos las mujeres.

¿Ya toca una mujer Presidenta?

Yo pensé que iba a haber ya una mujer Presidenta; me hubiera gustado.

En tus aspiraciones, sean cuales sean, ¿Felipe Calderón qué es?, ¿un lastre?

No, no, no. Estoy orgullosa, primero, de todos los gobiernos del PAN; y por supuesto de haber acompañado a Felipe Calderón como esposa y en su Presidencia de la República.

Pero no es un impulso, ¿o sí?

Creo que en el PAN tenemos que verlo siempre, incluso en las propias comparaciones, como un impulso. Los 12 años.

Una pregunta personal: ¿alguna vez pensaste en divorciarte?

¡No! Jajaja. ¡Claro que no! Soy muy feliz.

¿Y vas a buscar la presidencia del PAN este año?

Me gustaría buscarla. Son cosas que diré después del 7 de junio.

¿De qué depende?

Primero, del tiempo. Es bien importante que en el PAN todos salgamos a apoyar a nuestros candidatos y candidatas. Tenemos que ganar, porque podemos, porque está la coyuntura, porque incluso podemos ganar por mucho.

¿Y crees que te dejen hacer campaña? Es claro que quieren segregarte.

Sí, hay que correr esos riesgos, pero también la dinámica de las campañas obliga a que todos tengamos que sumar.

Si fueras presidenta del PAN, ¿qué le ofrecerías a los panistas?

Me imagino un partido de libertades en lugar de controles; me imagino un partido valiente, me imagino un partido claro, me imagino un partido decidido y creo que honesto, congruente entre lo que hace, lo que dice y lo que propone.

¿A qué santo encomiendas al PAN para estas elecciones?

A todos, pero especialmente

¿A San Judas, que es el patrono de las causas perdidas?

Jajaja. No, no, no. Se lo encomiendo a los ciudadanos.

CINCO DATOS

1. Según el Registro Nacional de Miembros del PAN, se afilió el 5 de mayo de 1984.

2. En el PAN, conoció a Felipe Calderón, y se casó con él en enero de 1993.

3. Su primer cargo público fue el de diputada local en la Asamblea del DF, de 1994 a 1997.

4. Estudió en el Colegio Asunción, donde ahora da clases de Derecho.

5. En 2010 impulsó a Gustavo Madero para ser dirigente del PAN, en contra de Roberto Gil Zuarth.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí